6.000 millones de euros. Ésta es la cifra que alcanzará el mercado del pago a través de dispositivos móviles en 2015 en España. Así lo han hecho saber Ipsos y Paypal que destacan que en menos de tres años, el comercio generado a través de dispositivos móviles en nuestro país supondrá más del 33 por ciento de todo el comercio electrónico, frente al 9 por ciento que supuso en 2012.

Según los datos del estudio, los españoles dedican una media de cuatro horas al día a navegar por Internet desde sus ordenadores, de casi tres horas desde sus teléfonos móviles y de dos desde sus tablets, "con picos de utilización especialmente pronunciados a última hora de la tarde y desde el hogar cuando el acceso se realiza desde ordenadores y tablets". El 66 por ciento de los españoles dispone de un smartphone y el 3 por ciento de un tablet.

El 65 por ciento de los internautas encuestados en España con una edad comprendida entre los 18 y los 54 años declara haber realizado compras en la red durante 2012 y un 26 por ciento muestra su intención de incrementar la frecuencia con que lo hace. Los cinco productos más demandados son los viajes (58 por ciento); las entradas para espectáculos (54 por ciento); la música (37 por ciento); los dispositivos tecnológicos (36 por ciento); y el software y los videojuegos (33 por ciento).

“A grandes rasgos, según se desprende del análisis, las familias españolas tienen un alto grado de conexión y utilización de Internet. El comercio electrónico gana adeptos de todas las edades en nuestro país, los usuarios cada vez se sienten más habituados a comprar online y confían en mayor medida cada día en las compras a través de dispositivos móviles. Comodidad, seguridad y agilidad en la experiencia de compra online son las principales claves para que este mercado siga creciendo”, resalta el estudio.