Más del 67 por ciento de los jóvenes nunca apaga el móvil de forma voluntaria. De hecho, el 74,4 por ciento de la muestra encuestada afirma no hacerlo nunca o no saber exactamente cuándo fue la última vez que lo hizo, lo que evidencia la integración de los smartphones y dispositivos móviles en la vida cotidiana de las personas. Una integración cada vez mayor y más natural en todos los ámbitos del día a día.

Por otro lado, la funcionalidad de silenciar el teléfono ha sido fundamental desde que estos dispositivos existen y, a día de hoy, sigue siendo muy importante, a juzgar por los datos que arroja la encuesta: tan sólo un 6,6 por ciento no silencia su teléfono, mientras que el restante 94,4 por ciento lo hace, en el trabajo y en clase (74 por ciento) o siempre (19,3 por ciento).

En relación a la batería del móvil, la gran mayoría de los encuestados (68 por ciento) deja claro que la batería le dura un día (6 por ciento) o incluso menos (18,4 por ciento), frente al 0,9 por ciento que indica que le dura tres días o más, probablemente porque su teléfono no tenga conexión de datos.

El perfil del usuario encuestado para este estudio se conecta diariamente a Internet desde su smartphone o tablet con plan de datos o tarifa plana (84,7 por ciento), pasa más de 30 minutoschateando (57 por ciento) o en redes sociales (53,5 por ciento), y apenas envía SMS o ve películas en el dispositivo móvil.