En una rueda de prensa que resume Reuters, Zeng Xuezhong, que lidera el negocio de dispositivos móviles de ZTE, señaló que este aumento debe a que tradicionalmente su negocio de smartphones es fuerte en Estados Unidos, Japón y Europa, pero este año añadirá China a esa lista.

Hoy por hoy, señala Reuters, ZTE se sitúa por detrás de los otros dos gigantes chinos, Huawei y Lenovo, el 3 y 5 fabricante mundial de smartphones, de acuerdo con IDC.

ZTE, Huawei y Lenovo todavía dependen mucho de la actividad en China, donde realizan la gran mayoría de sus ventas de teléfonos inteligentes. Y tanto Huawei como ZTE esperan lograr doble beneficio con el despliegue de 4G en el país asiático, ya que participan tanto en la construcción de las redes como en la fabricación de teléfonos.

Los operadores de este inmenso país se verán obligados a subsidiar los teléfonos para que su precio resulte atractivo a los potenciales abonados, concluye Reuters.