A lo largo de noviembre irán llegado a los diferentes países los nuevos smartphones Galaxy A5 y Galaxy A3 de Samsung, con acabado en metal y ultrafinos, con grosores de 6,7mm y 6,9mm respectivamente. De momento, la firma no ha revelado los precios con los que llegarán al mercado pero sí que llegarán en colores blanco, negro, plata, rosa, azul y dorado.

Samsung remarca que ambos dispositivos están pensados para ofrecer una experiencia móvil mejorada, especialmente en redes sociales. Y, en este sentido, los terminales disponen de cámara frontal de 5 megapíxeles para hacer selfies en alta resolución, que incluyen funciones como como Wide Selfie, Palm Selfie, Animated GIF, Beauty Face Features, y Rear-cam Selfie.

Por otro lado, incluyen conectividad 4G, por lo que compartir fotografías y vídeos se hace en un instante.

Otra característica común de ambos terminales es su procesador de cuatro núcleos a 1,2GHz y su pantalla Super AMOLED, que cuenta con tecnología Adaptive Display, que proporciona imágenes más claras con un contraste profundo y mejores ángulos de visión. Además, cuentan con funciones de la familia Galaxy como Ultra-Power Saving Mode, Private Mode y Multipantalla, así como audio ajustable con adaptadores inteligentes y funciones de sonido mejoradas que detectan las condiciones que rodean al usuario.