De uno u otro modo, todos hemos sufrido en alguna ocasión la fatalidad de quedarnos sin móvil en el instante más inesperado. En muchas ocasiones, recurrir al servicio técnico que ofrece el fabricante supone quedarse sin el mismo durante un tiempo. Con el fin de evitar este tipo de situaciones, la compañía francesa Phone Service Center, ha anunciado la apertura de sus primeras tiendas físicas en nuestro país. Concretamente, las primeras van a quedar ubicadas en Madrid, una de ellas en la capital, y la otra en la localidad de Las Rozas. Su principal cometido es garantizar la reparación express de dispositivos electrónicos, principalmente móviles, tabletas, así como cualquier otro accesorio o periférico.

El personal cualificado de estas tiendas ofrece una atención personalizada, tanto a nivel de hardware, como de software, con un primer diagnóstico antes de proceder a la reparación. Del mismo modo, la compañía destaca que en la mayoría de los casos, el terminal queda reparado en menos de 40 minutos, garantizando una reparación in-situ sin que el cliente tenga que regresar al día siguiente a por su terminal. En los casos que la reparación no haya sido posible realizarse, la compañía dispone de préstamo de terminales.

En el caso de los teléfonos móviles, el servicio express llega a ser de los más demandados, debido a la gran dependencia que tienen los usuarios de sus dispositivos. La compañía destaca que entre las intervenciones más habituales se encuentra la sustitución de pantalla, la de conectores de carga, botonera de los dispositivos, reparación del módulo de cámara, o lo relacionado con el audio y altavoz. En cuanto a los servicios de software, Phone Service Center destaca que contará con soporte on-line y telefónico, así como ayuda para llevar a cabo el backup de datos o a actualizar el software. En la página web, disponible en castellano, es posible comprobar los diferentes servicios ofrecidos, localizar las nuevas tiendas, así como resolver cualquier duda.

Estas nuevas tiendas se unen a las 200 existentes y repartidas por Francia, Alemania, Inglaterra, Bélgica y Túnez. A lo largo de 2014 la compañía destaca que llevó a cabo más de 400.000 reparaciones. Todas las tiendas disponen de conexión Wifi para los clientes, así como la posibilidad de tomarse un café. Entre las marcas de terminales para los que se ofrece el servicio técnico se encuentran Apple, Samsung, Sony o BQ, entre muchos otros, garantizando incluso la reparación de terminales de marca más local.