Los móviles se han convertido ya en una pieza fundamental de nuestras vidas. En España, interactuamos con ellos una media de 2 horas y 11 minutos diarios por usuario, una cifra que se me antoja corta si particularizamos. Nos permiten interactuar en redes sociales, mantenernos comunicados, sacar fotos y vídeos para subirlas a Instagram o Facebook, o estar al día con lo que ocurre a nuestro alrededor. Se han convertido en una pieza clave de la que no podemos prescindir en nuestro día a día. La consultora Deloitte estima en un 92% la cifra de ciudadanos europeos que dispone de al menos un dispositivo en propiedad.

Sus mayores capacidades de rendimiento y almacenamiento han propiciado que los utilicemos indistintamente tanto para tareas personales, como de trabajo. Y sin embargo, a la hora de elegir un nuevo dispositivo, pasamos por alto aspectos tan determinantes como pueda ser la seguridad. Nos fijamos en las posibilidades de sus cámaras; en el tamaño y calidad de su pantalla; o incluso en la capacidad de su batería para garantizar el mayor tiempo de uso. Sin embargo, ¿has pensado en la seguridad del dispositivo y de todo lo que almacenas en él? El mercado nos ofrece una oferta muy variada en la que ya priman accesos controlados por sensor de huella dactilar o reconocimiento facial, pero ante la abrumadora cifra de amenazas a las que están expuestos, conviene tener en cuenta una serie de factores adicionales.

Evita tentaciones que actúan a modo de phishing

He de reconocerlo, los bajos precios de modelos que son ofrecidos en tiendas online asiáticas, son francamente tentadores. Pero, ¿te has parado a pensar las garantías que ofrece la marca que está detrás? Y, ¿qué me dices de los controles y las regulaciones que se les exige a los fabricantes y marcas locales? La Unión Europea impone una serie de directrices para cualquier producto comercializado dentro de sus fronteras con el fin de asegurarnos como ciudadanos unos derechos en caso de tener problemas, además de garantizarnos que se cumplen ciertos estándares. Así, las marcas reconocidas ensamblan los componentes teniendo en cuenta una serie de medidas de seguridad que son implementadas desde la fase de su diseño, con procesos supervisados con estrictos estándares. Diseño de calidad, diría yo. Por eso también es importante elegir marcas que controlan el proceso de diseño desde cero, como, por ejemplo, el caso de la española BQ. 

Solo un distribuidor autorizado fiable puede evitar que haya habido algún tipo de manipulación hasta llegar a tus manos. Se me vienen a la cabeza diversos casos recientes en los que determinadas marcas de smartphones llevaban a cabo prácticas poco éticas, tomando el control de los dispositivos del propietario, y ocultando la actividad que realizaban en segundo plano. Algunos teléfonos Android llegaban a transmitir datos de ubicación en secreto. ¿Quién no tiene un conocido que haya pasado por alguna experiencia de este tipo?

Por ello, es importante que las apps que vengan preinstaladas por el fabricante, se correspondan con las exigidas por Google y cumplan con su certificación, incluyendo aquellas que forman parte de la capa de personalización de la marca para evitar este tipo de situaciones.Smartphone camera

Aplica la seguridad desde el inicio

Una vez que el nuevo terminal llega a nuestras manos, recomendamos cuidar al detalle su puesta en marcha, revisando todos y cada uno de los apartados relacionados con la seguridad. Algunos modelos nos permiten incluso añadir un número PIN a la puesta en marcha del dispositivo para poder descifrar la información. De lo contrario, el dispositivo no se inicia. Es una medida de seguridad extra ante una pérdida o robo del mismo para impedir acceder a los datos. Ni que decir tiene que el acceso al mismo mediante sensor de huella dactilar o reconocimiento facial debe configurarse en este primer instante. Deja también que tu nuevo smartphone se ponga al día con las actualizaciones recomendadas, dado que si el fabricante ha hecho sus deberes, habrá nuevos parches de seguridad con una alta probabilidad.

Controla las Apps y los permisos

A la hora de instalar aplicaciones, revisa la letra pequeña aunque te cueste y evita el hecho de conceder privilegios a las aplicaciones. Pregúntate aspectos como ¿para qué necesita una aplicación del tiempo, que le conceda acceso al control de mi cámara? o bien, ¿qué hace la app de comida rápida solicitando acceso a mi galería de fotos? Sé coherente con lo que instalas y trata de aplicar el sentido común. Nunca instales aplicaciones de fuentes que no sean oficiales como Play Store y cuando lo hagas, comprueba que la aplicación tiene millones de descargas y buenos comentarios. Llegados a este punto, tampoco somos partidarios de que la ROM del terminal sea modificada, puesto que estás abriendo las puertas a nuevo malware. En este sentido, la consultora App Annie destaca en su último informe que el usuario medio usa en torno a 300 aplicaciones al mes, un porcentaje que resulta entre un tercio y la mitad de las que tiene instaladas en su móvil. smartphone apps

Afortunadamente, la última versión de Android 8.1 Oreo también está adoptando medidas adicionales de seguridad, con lo que debe ser un extra a la hora de elegir tu nuevo termina el hecho que la marca haya garantizado que sus dispositivos se actualizarán a este sistema operativo. Entre sus novedades destaca la posibilidad de inutilizar el dispositivo en caso de downgrade o Project Treble (cambio en la arquitectura). También permite que Android pueda escanear y verificar las aplicaciones que tengas instaladas. Dentro de ajustes, es posible revisar una a una cada aplicación instalada y los permisos concedidos.

Aprecia lo que te aporta valor añadido

La transparencia engendra confianza, mientras que la ofuscación incita a lo contrario. Ahora tenemos argumentos para estudiar el modelo y marca que más nos convenga en base a nuestras necesidades de uso. Más que nunca, conviene depositar la confianza en marcas que ayuden al usuario a mantener su privacidad y protección de los datos con actualizaciones y control desde el inicio de todos los procesos de diseño. 

Esperamos haberte ayudado con esta serie de consejos prácticos de cara a la elección de tu próximo móvil. Ya sabes, no olvides el apartado de la seguridad y valora la importancia que tienen los datos que almacenas en tu dispositivo y su privacidad.