El Mobile World Congress de Barcelona de 2020 ha sido oficialmente cancelado por miedo a la propagación del coronavirus. Así lo ha anunciado la organización en un comunicado oficial después de que este miércoles se celebrara una reunión de urgencia.

La feria de tecnología móvil más importante del mundo tenía que haberse celebrado en la ciudad condal entre el 24 y el 27 de febrero. En los últimos días, más de 40 empresas ya habían retirado su participación, entre ellas, Sony, Intel, LG y Vodafone.

El comunicado firmado por el director ejecutivo de GSMA John Hoffman reza lo siguiente:

«Desde la primera edición del Mobile World Congress de Barcelona en 2006, la GSMA ha reunido a la industria, gobiernos, ministros, políticos, operadores y líderes de la industria de todo el ecosistema.

Debido a cuestiones de salud y seguridad de Barcelona y el país anfitrión, la GSMA ha cancelado el MWC Barcelona 2020 porque la preocupación global sobre el brote de coronavirus, la preocupación por viajar y otras circunstancias hacen imposible la celebración del evento.

Los actores de la ciudad anfitriona respeta y entiende esta decisión.

La GSMA y los actores de la ciudad anfitriona seguirán trabajando al unísono y apoyándose para el MWC Barcelona 2021 y futuras ediciones.

Mandamos nuestra solidaridad a aquellos afectados en China y en todo el mundo.»

A lo largo de toda la semana se había rumoreado que los organizadores estaban bajo presión para cancelar el evento después de que compañías importantes como Intel, Sony, Amazon, Vivo y HMD habían decidido no participar de él.

En los últimos días ha crecido el miedo de una posible propagación del virus si Barcelona recibía muchos trabajadores venidos de China y otras zonas afectadas. En un principio, los organizadores respondieron a eso extremando las precauciones.

No obstante, sin la presencia de compañías líderes en el sector, se hace prácticamente inviable celebrar el Mobile. Empresas como Huawei, LG o Sony aprovechan su presencia en el evento cada año para presentar nuevos productos.

El MWC también sirve como punto de encuentro entre empresas de telecomunicaciones y suelen cerrarse contratos y proyectos muy lucrativos. Además, se calculaba que el impacto económico para Barcelona sería de 500 millones de euros y se crearían 14.000 contratos laborales.