Es muy probable que te hayas visto en esta situación: estás harto o harta de tu compañía de telefonía móvil. Cada vez pagas más y tus datos duran menos, pero cada vez que llamas para cancelar tu cuenta con el operador entras en largas negociaciones de las que no sacas nada en claro.

Además, puede que la nueva compañía a la que decidas pasarte sea peor que la actual si no sabes negociar o entender qué estás firmando exactamente. Es por ello que hemos preparado una guía para ayudarte en este proceso de cambio de un operador de telefonía a otro.

Si lo deseas, puede que te interese echarle un vistazo a nuestro artículo sobre las mejores ofertas en móviles con contrato o este otro sobre la mejor tarjeta SIM sin contrato de 2018.  

1. Ten claro qué oferta quieres

Puede que estés cansada de tu compañía de telefonía actual pero, ¿sabes qué ofrecen las demás? Merece la pena perder tiempo en estudiar las ofertas de los operadores principales para saber cuál te conviene y sobre todo, si realmente merece la pena el cambio.

Una vez hayas elegido la oferta, pídela por escrito. A veces, en las conversaciones telefónicas con los comerciales de estas empresas se pueden prometer cosas que quedan en el aire o entender la tarifa de una forma muy diferente.

Por este motivo recomendamos que, una vez elegida la oferta, se pida por escrito antes de firmar ningún contrato para que quede bien claro qué es lo que estás pagando cada mes.

Además, en una llamada telefónica, es muy probable que el operador omita datos que un papel por escrito no podrá omitir. Estos datos son, por ejemplo, la duración del descuento, ya que puede que un precio inicialmente demasiado barato sea solo una oferta que durará los primeros meses de tu contrato.

Por escrito quedará también plasmado el tiempo exacto de la permanencia y del contrato, un dato que no debe pasarse por alto.

2. Permanencias inesperadas

Esencial: saber la permanencia con tu operador actual. Como seguramente sabes, cuando firmas un contrato con una empresa de telefonía móvil, estás aceptando una permanencia determinada.

Esto significa que te comprometes a permanecer con la empresa durante un tiempo concreto, normalmente dos años, aunque esto puede variar en función de la compañía. Si decides irte antes de que tu permanencia haya acabado, tendrás que pagar una penalización.

Ahora bien, el problema viene cuando aparece una permanencia que no esperamos. Esto se debe a que muchas veces, al cambiar de tarifa o de condiciones, estamos aceptando ampliar la permanencia, aunque seguramente este dato aparezca en letra tan excesivamente pequeña que lo pasemos por alto.

Por ello, si no quieres tener que pagar ningún tipo de penalización, te recomendamos que compruebes con tu empresa actual cuál es tu permanencia antes de embarcarte en la búsqueda de una nueva compañía de telefonía móvil.

3. ¿Dónde firmar un nuevo contrato con una telefonía móvil?

Tal y como explicábamos anteriormente, recomendamos tener por escrito la oferta o tarifa que queremos pagar antes de firmar el contrato. Para ello, deberás acudir a una tienda física y hablar directamente con la vendedora.

No recomendamos iniciar nuevos contratos por teléfono ya que no puedes leer la letra pequeña, no puedes analizar ni pensar detenidamente en la oferta. Es muy probable que de este modo acabes contratando una tarifa con gastos inesperados.

4. ¿Debo de tener en cuenta las contraofertas?

Sí. Es recomendable considerar las ofertas que tu compañía móvil actual te hará intentando hacer que no te vayas con la competencia. A veces, estas ofertas llegan a ser incluso mejores que las de la nueva empresa a la que pensabas cambiarte.

Una vez más: todo por escrito. Esas ofertas telefónicas pueden quedarse en el aire, y podemos acabar aceptando algo mucho peor con gastos no deseados.

Para poder escuchar las contraofertas deberás de llamar a tu operador actual y expresar tu deseo de abandonar la compañía. No olvides que el tiempo de estas contraofertas no dura para siempre, es muy probable que tengas que tomar una decisión en poco tiempo.

5. Documentos necesarios

Para agilizar el proceso de paso de una compañía de telefonía móvil a otra, conviene que tengas preparados los documentos que vas a necesitar para firmar un contrato con una nueva empresa.

Estos serán básicamente tu DNI o pasaporte, con el cual te podrán identificar, y tus datos bancarios para que el comercial pueda entrarlos en el sistema y configurar un pago mensual con la tarifa que hayas escogido.

Así que ya sabes, si te diriges a la tienda con la idea de salir de ella con el cambio realizado, no te olvides de estos dos documentos o no podrás llevar a cabo el proceso.

6. Portabilidad numérica

La portabilidad es un proceso mediante el cual se mantiene tu número de teléfono cuando cambiar de una empresa de telefonía móvil a otra. Este proceso significa que se dará de baja el número que utilizas en la empresa actual y pasará a darse de alta en la nueva compañía.

El tiempo del proceso de portabilidad dependerá del día en el que la solicites. Dispondrás de un plazo de 24 horas para echarte atrás en caso de que te arrepientas del cambio. Ten en cuenta que el proceso dependerá del día que solicites la portabilidad.

Es decir, si lo solicitas un día no laborable o festivo, seguramente tarde más ya que tendrás que esperar a que vuelva a ser un día laborable.

7. Scoring

Antes de firmar un contrato, la empresa de telefonía móvil subirá tus datos e información al sistema para que un programa los analice. Puede que el programa te rechace y no puedas firmar un contrato de permanencia con la nueva empresa de telefonía.

El programa tendrá en cuenta datos como la edad, profesión, ingresos y sobre todo tu historial crediticio, es decir, si tienes deudas acumuladas o si debes dinero a alguna empresa o entidad.

Se han dado casos de personas que aún sin tener ningún tipo de deuda o crédito con otras empresas han sido rechazadas. En este caso poco se puede hacer, a parte de solicitar un reestudio y esperar a que tras un segundo intento seamos aceptados (aunque esto es poco probable).