BlackBerry indicó la semana pasada que la filial de VMware, AirWatch, Citrix Systems e IBM serán las primeras compañías que podrán manejar su nueva línea de teléfonos inteligentes en sus propios sistemas de gestión de dispositivos móviles, según señala Reuters.

Este nuevo paso de BlackBerry es, en efecto, una muestra tácita de que algunos grandes clientes corporativos ya han comenzado a utilizar esta fórmula, así que la compañía pretende asegurarse de que las empresas den libertad a la hora de elegir sus nuevos dispositivos y no los descarten. Así lo ha explicado John Sims, que encabeza la división de empresas en BlackBerry, al reconocer que para mantenerse con éxito en el mercado de los smartphones era necesario abrir la plataforma BlackBerry 10 a otros jugadores de MDM.

Este pionero en la industria de los smartphones lleva años sufriendo constantes caídas en ventas y su futuro se ha puesto en entredicho varias veces en los últimos tiempos, al no poder hacer frente a la pujanza de los iPhone de Apple y la línea de dispositivos Galaxy de Samsung.

Su nuevo presidente ejecutivo, John Chen, están intentando que BlackBerry se transforme en una empresa orientada a los servicios, con especial énfasis en los servicios de gestión de dispositivos móviles (MDM). ¿Se resentirá su negocio de gestión móvil? Según el responsable del área empresarial de BlackBerry, no, ya que considera que la organización está mejor posicionada que sus competidores para ofrecer este tipo de servicios.