Tras el lanzamiento de BlackBerry Passport, la próxima parada será BlackBerry Classic, que mezcla dosis de innovación y nostalgia para reconquistar el mercado. En una carta abierta en el blog de la firma, su CEO John Chen promete recuperar “las cosas que te hicieron mejor que nunca, gracias a BlackBerry Classic”.

No sólo eso. El comentario asegura que el término innovación suele utilizarse con demasiada frecuencia y poco acierto. En su opinión, innovar no es dinamitar lo que funciona para hacer algo totalmente nuevo, sino aprovecharlo y mejorarlo. Desde este punto de vista, y citamos sus palabras, “BlackBerry Classic representa este tipo de innovación que nos hace mejorar todos los días”.

No es poca cosa, aunque el directivo no ha querido avanzar ninguna de las características que pueden estar recuperando, sí dio algunas pistas: el trackpad, la ventana de navegación, una pantalla más grande y nítida, así como todas las funciones de productividad y colaboración.

Los interesados pueden saber más en una web dedicada en la que se habla también de “un teclado físico que no encuentra rival", o “un repositorio central para todos los mensajes”. Incluso puede verse una imagen parcial de este nuevo dispositivo.

El modelo BlackBerry Bold marcó el comienzo del declive gradual de BlackBerry, no tanto por deficiencias en el diseño, sino por la irrupción rutilante del iPhone y su tienda de apps asociada. Muy pronto se unieron los Android de Google y los desarrolladores se decantaron por esta prometedora ola.

En la actualidad, los terminales BlackBerry representan un mínimo 2,4 por ciento del mercado de smartphones, incluso por detrás de los Windows.

Sin nada que perder, la firma ha lanzado una nueva versión de BlackBerry OS y ha firmado acuerdos para llevar las aplicaciones Android a la plataforma BlackBerry. Y tras Passport, ahora BlackBerry Classic es su siguiente paso hacia la recuperación.