BIRDY es un nuevo smartphone de Wiko, que la marca posiciona como dispositivo pensado para la gestión de contenidos digitales. Cuenta con conexión 4G, y viene equipado con un procesador a 1,3 GHz, sistema operativo Android 4.4 y pantalla de 4,5 pulgadas.

“Su diseño ligero (114g con batería), y su amplia autonomía (186h de batería en reposo), permiten disfrutar del terminal con total libertad, optimizando el entretenimiento en cualquier ocasión y lugar”, explica la firma en un comunicado.

El teléfono incluye una cámara principal de 5 megapíxeles, que ofrece funciones como el modo ráfaga. También permite grabar vídeos con resolución HD. Tiene otra cámara frontal de 2 megapíxeles, para tomar los mejores selfies o realizar videollamadas.

El equipamiento de este smartphone se completa con conexiones WiFi y Bluetooth 4.0 y una memoria interna de 4GB ampliable mediante tarjeta micro SD hasta los 32GB.