Lo ha revelado la web Android Police que asegura disponer de nueva información al respecto. Será una pantalla de 5,9 pulgadas, Quad HD, con 2560x1440 píxeles de resolución, ó 496 píxeles por pulgada. Esto es un poco más de las 5,7 pulgadas del Galaxy Note 4, el abanderado de los phablets Android.

El teléfono se parecerá al Moto X (pero más grande), aunque la misma web asegura que dispondrá también de altavoces frontales, una cámara de 13 megapíxeles con estabilizador óptico de la imagen, y una batería más grande, de 3200 mAh. Se espera que también funcione con el turbocargador de Motorola que puede cargar un Moto X totalmente en unos 15 minutos.

Las informaciones indican que Google está realmente interesada en convertir el próximo Nexus en un phablet de gran tamaño. Aunque se había especulado con que tendría una pantalla menor, de 5,2 pulgadas, para los que no quieren acarrear con un móvil tan grande, no ha vuelto a hablarse de ello después.

Ahora todo parece indicar que la compañía está apostando más claramente por ir hacia un modelo 6 de grandes dimensiones.