La marca europea de móviles Kazam acaba de anunciar la llegada en noviembre al mercado de su smartphone más delgado, que asegura es también el terminal más fino del mundo. Con apenas 5,15 mm de grosor, el Tornado 348 cuenta con todas las prestaciones de un moderno teléfono en un formato potente, ligero y manejable.

Fabricado en una aleación de aluminio y magnesio, el nuevo dispositivo móvil incorpora pantalla de 4,8 pulgadas, resolución de 1280 x 780 y el cristal Gorila que proporcionan una  claridad y nitidez difíciles de superar.

Su cámara principal de 8 megapíxeles con captura de vídeo a 1080p, se completa con otra frontal de 5 megapíxeles y procesador de ocho núcleos de MediaTek, para trabajar con varias aplicaciones simultáneas.

Con apenas 95,5 gramos de peso, su batería tiene autonomía de 6 horas de conversación y 240 horas en reposo, además de 1GB de memoria RAM.

El nuevo Tornado 348 estará disponible en blanco y negro en toda Europa a partir de mediados de noviembre, a un precio aún no desvelado.