El 14 por ciento de los estadounidenses con tarjeta se habían inscrito en la opción de de pago a fines de septiembre, lo que supone un aumento del 11 por ciento con respecto al pasado mes de febrero, según un estudio de Phoenix Marketing International entre un grupo de 15.000 consumidores que recoge Reuters.

Sin embargo, pese al crecimiento, la firma señala que tras una entrada inicial rápida y, aunque sigue creciendo, la tasa de aumento del sistema de pagos móviles se está ralentizando.

Desde Apple no se han comentado estas cifras, explica la agencia de noticias, que alude también a una declaración de la compañía de principios de octubre en la que mencionaba "un crecimiento mensual de dos dígitos en el total de operaciones de Apple Pay", desde su lanzamiento.

En cuanto al análisis de los usuarios, según Phoenix, predominan los de la Generación X y la de los Millennials: el 48 por ciento de ellos tienen una media de edad de entre 30 y 50 años, mientras que un 42 por ciento son usuarios de entre 21 y 34 años.

El 86 por ciento de ellos ha vinculado el sistema con sus tarjetas de crédito, un 49 por ciento también utiliza tarjetas de débito y un 22 por ciento diferentes tipos de tarjetas prepago.

El pasado mes de junio, dos tercios de 100 retailers de Estados Unidos, consultados por Reuters, no tenían planes de aceptar Apple Pay este año.