El presidente de la propia Karbonn Mobile, Sudhir Hasija, fue el encargado de confirmarlo al Times of India, el diario principal del país. "Firmamos el acuerdo hace dos días y vamos a lanzar una gama de teléfonos con Windows en unos tres meses", ha asegurado.

Primero verán la luz los smartphones con Windows Phone y posteriormente los de doble arranque, también con Android, orientados a los usuarios más avanzados y profesionales, ha explicado el directivo. Incluso, sus planes incluyen comercializar teléfonos con nuevas aplicaciones de realidad aumentada.

La idea de un móvil, mitad Windows Phone mitad Android, no es nueva. A finales del año pasado, ya hubo rumores de que Microsoft había pedido a HTC que trabajara en esta línea y el anuncio de la semana pasada de un Nokia basado en Android parece que abre paso a una tendencia emergente entre los socios de Microsoft.

Quedan por dilucidar algunas cuestiones como la versión de sistema operativo Android que incluirá, pero éste es el comienzo de una nueva historia en el mercado de la telefonía móvil.