La cuota de mercado de la versión KitKat de Android han crecido otro 5 por ciento y ahora está en el 30 por ciento de los dispositivos que accedieron el pasado mes de octubre en su Play Store. Esto puede sonar problemático, pero si observamos el cuadro completo, éste nos revela que el 81 por ciento de los dispositivos corre la versión Android 4.1 o superiores, lo que puede tranquilizar bastante al respecto de la compatibilidad general entre diferentes apps basadas en Android.

Aunque la fragmentación es un eterno dilema para el ecosistema Android, la buena marcha de KitKat y el compromiso de muchos fabricantes de saltar rápidamente a Lollipop es una de las señales más prometedoras de que el impacto para el usuario medio de Android está siendo mínimo.

De hecho, la Play Store ya está recibiendo las primeras aplicaciones con el cambio de imagen que trae Material Design casi a diario, así que existe la oportunidad de que los usuarios consigan experiencias más consistentes con sus apps en el corto plazo y se disipen los temores en cuanto a compatibilidad en el mundo de los desarrolladores.