A cambio, tienes que estar dispuesto a sacrificar diversas facetas relacionadas con la movilidad. Sus dimensiones están más cerca de un tablet que de un smartphone, y el peso de 215 gramos tampoco ayuda. A nivel de acabados, tiende a asemejarse bastante al Galaxy S3 de Samsung con materiales de plástico. La ubicación de botonera es la habitual y podemos retirar su tapa posterior para acceder a la batería, doble ranura de tarjetas SIM y lector de tarjetas microSD. Con el fin de garantizar horas de uso, la capacidad de su batería es nada más y nada menos que de 3.600 mAh.

No destaca por la calidad exhibida en la visualización de su pantalla. Fijamos el brillo al máximo y reproduciendo vídeo se nos queda un tanto corto. Los colores tampoco son de lo más intensos, y los ángulos de visualización no son muy amplios. En cualquier caso, dispone de cierta personalización que acerca al usuario funciones que tienen otros modelos tope de gama, como la visualización de vídeo sobre cualquier pantalla o aplicación que tengamos abierta. Podemos navegar por internet y estar viendo un vídeo a la vez. Con la barra lateral, desplegable, podemos saltar rápidamente entre aplicaciones.

La versión de Android que maneja es Jelly Bean. Debe resolver ciertas situaciones con el giro de la pantalla, ya que en ocasiones no realiza la autorotación del plano horizontal al vertical, pero supuestamente una actualización resolverá este inconveniente. Siempre podemos recurrir a forzarlo manualmente.

El audio sale por unas pequeñas ranuras ubicadas en su parte posterior, lo que impide que sea de algo más de calidad. Al dejar el móvil sobre la mesa se atenúa su volumen. Su cámara es de 8 megapíxeles sin una calidad reseñable, pero suficiente para capturar instantáneas, grabar vídeo y compartir los contenidos en redes sociales.

Reproduciendo vídeo de manera constante conseguimos una autonomía de 6 horas y 10 minutos, con lo que se encuentra dentro de los valores permitidos. A efectos de rendimiento, se trata de un modelo con procesador Cortex A7 de cuatro núcleos a 1,2 GHz de velocidad, 1 GB de memoria RAM y 8 GB de almacenamiento interno. El manejo de doble SIM es otro gran aliciente, aunque habitual en estos terminales.

Dentro de los modelos posicionados en este margen de precio, no encontrarás otro con una pantalla de tan grandes dimensiones. El pack ofrece un pequeño manual en castellano, el film de protección de la pantalla, y una funda trasera de plástico. Una elección a tener en cuenta por todos aquellos a los que el tamaño de la pantalla sí les importa y desean un móvil que cubra múltiples facetas.