En su firme apuesta por el mercado de los smartphones, Acer ha presentado en la feria CES dos nuevos modelos, el Liquid Z410, un terminal ligero, potente y asequible, y el Liquid Jade S, su modelo más avanzado.

Con el Liquid Z410, Acer ofrece un terminal de avanzadas prestaciones al alcance de todos los bolsillos. El smartphone integra un procesador quad-core de 64 bits y soporta conectividad 4G LTE, facilitando un rápido rendimiento y una comunicación sin barreras. A ello se suma su potente chip gráfico Mali-760, que proporciona una alta experiencia visual; su pantalla IPS qHD de 4,5 pulgadas; su cámara trasera de 5 megapíxeles con autofocus y flash LED; y su batería de larga duración de hasta 5,5 horas de conversación, entre otras prestaciones. Su disponibilidad en EMEA está prevista para finales de febrero.

Por su parte, el Liquid Jade S ha sido diseñado para ser un teléfono elegante pero potente. Para ello incorpora el último procesador octa-core de 64 bits de Mediatek (MT6752M) que lo hace hasta 2,5 veces más rápido que los smartphones de cuatro núcleos existentes en el mercado. Además, su soporte 4G LTE (categoría 4) garantiza una conectividad rápida para navegar y descargar todo tipo de contenidos online, y el chip gráfico Mali T760 asegura imágenes de alta calidad y un rendimiento gráfico sin fisuras.

Con un peso de tan solo 116 gramos y un diseño curvado, el Acer Liquid Jade S integra además una pantalla amplia de 5 pulgadas; una cámara trasera y otra frontal de 13 y de 5 megapíxeles, respectivamente; y sistema operativo Android 4.4 Jelly Bean, actualizable Android 5.0 Lollipop, y ofrece además la flexibilidad de integrar una tarjeta microSD opcional o una segunda tarjeta nano-SIM. El terminal estará disponible en EMEA este mes a través de retailers seleccionados.