Por si la situación que estamos viviendo actualmente no fuera suficientemente complicada, son muchas las teorías conspiratorias y fake news que están circulando en las redes sociales sobre el brote de coronavirus y su origen.

En las últimas semanas, hay una que concierne especialmente al mundo de la tecnología. Hay quien asegura que la quinta generación de telefonía móvil, conocida comúnmente como el 5G, es el responsable del COVID-19.

Existen varias teorías al respecto, pero parece que todas ellas comparten la afirmación que no se trata de un virus, sino de las consecuencias de estar expuesto a las nuevas señales de 5G. Lo peor de todo es que hay quien se lo cree.

¿Qué relación tiene el coronavirus con el 5G?

Hay un vídeo en YouTube, supuestamente creado por un antiguo jefe de Vodafone, que asegura que el 5G puede destruir las células. Va más allá y asegura que son nuestras células quienes excretan el virus al intentar luchar contra el impacto del 5G.

La descripción del vídeo anónimo reza lo siguiente: “No es el coronavirus lo que está causando la pandemia, sino la radiación de los satélites y torres 5G que fueron instaladas hace medio año en Wuhan, después en España e Italia, etc…”.

Obviamente, no hay nada de verdad en esto.

El 5G no puede causar un virus

Pese a los riesgos del 5G, una reacción o intoxicación celular, o lo que sea, no termina generando un virus o ningún otro tipo de infección. El portal de verificación de noticias británico Full Fact ya ha asegurado que se trata de una noticia falsa.

El 5G, como el 4G, el 3G y todas las generaciones de telefonía móvil anteriores, utilizan ondas de radio para hacer posible la comunicación. Como más alta sea la frecuencia, más difícil es para estas ondas penetrar en los objetos.

Esto es precisamente por qué la señal 5GHz del router de tu casa no sobrepasa en realidad los 2,4GHz. No es tan efectivo a la hora de traspasar las diferentes paredes de tus habitaciones, las ventanas de tu casa y otros obstáculos.

El 5G utiliza una mezcla de frecuencias, ya sea por debajo de 6GHz o, en el caso de las mmWave, como mucho a 60GHz. Hay poca presencia de mmWave a día de hoy, incluso en las grandes ciudades. Pero en todo caso, les sería complicado traspasar incluso tu cuerpo.

En el caso de aquellas ondas que sí son capaces de traspasar obstáculos, producen un pequeño aumento de las temperaturas cuando han tenido su efecto. Es así precisamente cómo funcionan los microondas al calentar comida.

Puedes estar tranquilo o tranquila porque el 5G no es el responsable del coronavirus. Además, el COVID-19 tampoco se ha utilizado para tapar los efectos que podría tener en nosotros las señales de 5G.

La próxima vez que leas una publicación en las redes sociales que niega que el COVID-19 sea un virus, ten claro que se trata de una fake news y no la compartas con nadie. En estos tiempos tan complicados, es importante mantenerse bien informado.