¿Qué es?

Es la nueva plataforma de pagos móviles de Google. Utiliza el chip NFC que tiene el smartphone, como hacía Google Wallet. Los usuarios de esta primera solución de Google podrán portar su información de pagos al nuevo sistema porque esencialmente es la misma API. Android Pay también permitirá transacciones de pagos y almacenar tarjetas de fidelización compatibles.

¿Cómo funciona?

Su funcionamiento depende de que existan máquinas que acepten pagos NFC. Si es así, todo lo que tiene que hacer el usuario es acercar el teléfono a la máquina para pagar, y en su pantalla aparecerá la confirmación de si la transacción se ha completado con éxito.

Cuando el sistema se configure por primera vez habrá que habilitar una forma de bloqueo del dispositivo con una contraseña, un patrón de desbloqueo o huella dactilar, si el teléfono dispone del hardware necesario.

¿Con qué dispositivos funciona?

Android Pay funciona con cualquier móvil cualquiera que sea su fabricante, siempre y cuando disponga de la versión KitKat o superiores del sistema operativo Android.

¿Cómo mantiene la información segura?

En cuanto a seguridad, Android Pay es muy sencillo. Utiliza una tarjeta virtual específica para las transacciones, así que las tiendas nunca verán el número de tarjeta. Lo único que sabrán es con qué tipo de tarjeta estás pagando (Visa, MasterCard, American Express, etc.).

¿En qué se diferencia de Samsung Pay?

La diferencia con Samsung Pay, por ejemplo, es que éste no utiliza por ahora NFC. El sistema de la surcoreana se basa en la tecnología de LoopPay, compañía que compró recientemente, y no verá la luz hasta este verano.

Google ha asegurado que su Android Pay funcionará junto a Samsung Pay en los Galaxy S6.