A partir de ahora cuando un usuario de YouTube desee realizar un comentario o subir un vídeo, el canal de video le pedirá su nombre completo para poder sincronizarlo con su cuenta de Google +, en el hipotético caso de el usuario esté registrado en la red social de Google. No obstante, el usuario está en plena libertad de negarse a revelar su nombre completo, ya que en ese caso le saltará una ventana en forma de pop-up, en la que se le requerirá que justifique su decisión. Entre las opciones generadas por Google aparecen las siguientes:

  • Mi canal de vídeo es sólo para espectáculos
  • Mi canal de vídeo está dedicado a un artista o grupo de música
  • Mi canal de vídeo está dedicado en exclusiva a una empresa, un producto o a una organización.
  • Mi canal de vídeo es conocido por otras razones.
  • Mi canal es para uso personal y deseo preservar mi nombre real
  • No estoy seguro, responder más tarde

Asimismo, Google también ayudará a los usuarios a revisar los contenidos con los que están relacionados en YouTube antes de que decidan publicar su nombre real, también garantizan que los usuarios podrán volver a su nombre anterior, al ‘pseudónimo’ en cualquier momento.

Sin embargo, la efectividad de la nueva medida de YouTube aún está por verse, por un lado los usuarios que optan por formular comentarios constructivos son más propensos a adoptar la nueva política, pero los que son más críticos prefieren seguir conservando el anonimato.

Tal vez ésta sea otra estrategia para persuadir a los usuarios de que se abran una cuenta en Google +, pero la revelación de nombres reales en el caso de activistas sociales de países con regímenes represivos puede suponer un peligro para su seguridad. Aunque Google no es ajeno del todo a ésta realidad, ya que en YouTube existe una herramienta para difuminar los rostros que aparecen en algunos vídeos. youtube