Wolder nos presenta un tablet de bajas prestaciones, pero muy económico, que cuenta con la particularidad de disponer de un puerto USB al que se puede conectar un modem 3G.

El Wolder miTab CityPro Wolder es un tablet con pantalla de siete pulgadas y 800x480 puntos, que se sitúa en la gama más económica, compitiendo por precio y pantalla con el nvsbl P4D v3 que probamos recientemente. A pesar de su reducido precio, y al contrario que el P4D v3, el Wolder utiliza una pantalla multitáctil capacitiva, que hace muy cómodo su manejo. Sin embargo, no puede competir con él en prestaciones, pues mientras que el de nvsbl rompía varios record de rendimiento, el Wolder hace lo propio, pero en el otro extremo, resultando ser el tablet más lento de cuantos hemos probado. De hecho es el dispositivo Android más lento, incluyendo los smartphones y MID de los que guardamos registros.

El tablet utiliza un procesador telechips con arquitectura ARM6, funcionando a 1 GHz, y acompañado de un procesador gráfico Mali 200, pero realmente no sabemos qué hace con tantos hertzios, pues su rendimiento no se corresponde con lo que podríamos esperar de un chip así, llegando a ofrecer en torno a diez veces menos velocidad que los mejores tablets en algunas de las pruebas.

Para descartar problemas puntuales con algún benchmark, no nos hemos limitado a pasar uno, sino que hemos usado Quadrant Standar (resultado: 374), SmartBench 2011 (284 en productividad y 213 en juegos), AnTuTu (resultado total: 1.258) y SunSpider (23,3 segundos en completarse), obteniendo siempre conclusiones similares.

Además, los test objetivos no hacen sino confirmar la experiencia de uso, en la que desde el primer momento notamos la lentitud de respuesta del dispositivo.

Entre el resto de sus características destacan un puerto miniHDMI con salida 1080p, para poder conectarlo a una pantalla grande, y una ranura de tarjetas microSD, accesible directamente desde uno de los bordes, sin tener que abrir ninguna tapa, para ampliar hasta en 32 GB adicionales los 4 GB de memoria interna. Además su puerto USB tiene una doble función, pues además de poder usarlo para conectarlo al ordenador, también podemos conectar a él una memoria de hasta 16 GB, o bien un modem USB (de una lista de modelos compatibles) para añadir acceso 3G en ocasiones puntuales, en los que no podamos usar su conexión Wi-Fi b/g.

La única cámara disponible es de 1,3 megapíxeles y se encuentra en el frontal, orientada más aplicaciones de videollamadas que de fotografía.

Lo que más se puede echar de menos es la conectividad Bluetooth (auriculares, teclados...) y la existencia de un GPS que nos permita usar las aplicaciones de mapas y de geoposicionamiento en redes sociales.

Por otra parte, aunque el sistema operativo es un Android 2.3.1, Wolder vende su tablet sin acceso a Android Market. En su lugar encontramos App Wolder, una aplicación donde el propio fabricante hace una recopilación de las 20 aplicaciones que considera más interesantes y de 13 webs donde descargar otras aplicaciones. Curiosamente esta aplicación ni siquiera está optimizada para el tamaño de pantalla de un tablet, sus textos se cortan y no se puede hacer zoom. Además, para poder instalar aplicaciones de fuera del Market hay que empezar por cambiar la configuración de seguridad, pues por defecto lo impide.

En cuanto a la autonomía, sin ser de las mejores nos ofrece un tiempo suficiente, pues consiguió mantener la reproducción de vídeo durante tres horas y 40 minutos.

Woxter Tablet PC 70 B

-------------------------------

Externamente, el Woxter Tablet PC 70 B es muy parecido al Wolder miTab CityPro. Incluso comparten algunas similitudes en el hardware, sin embargo, su rendimiento es muy diferente. El Woxter también utiliza una pantalla capacitiva de 7” y 480x800 píxeles, controlada por el mismo procesador gráfico Mali 200. Sin embargo el procesador principal es diferente. Aunque también fabricado por telechips, y también funcionando a 1 GHz, el de Woxter está basado en la arquitectura ARMv7, mientras que el de Wolder es un ARMv6. Una de las diferencias que notará el usuario como resultado de esto es la compatibilidad con Flash del tablet de Woxter, que es imposible en el de Wolder.

Al igual que el Wolder, dispone de una salida miniHDMI y un puerto USB con capacidad Host al que podemos conectar módems USB; y del mismo modo carece de GPS y Bluetooth.

Además Woxter ha instalado Android 2.3.3 e incluye acceso completo al Android Market, con lo que la comodidad, y seguridad del tablet aumenta considerablemente.

En cuanto al rendimiento, como avanzábamos, no tienen nada que ver, aunque no sea un tablet que podamos calificar como potente. Las cifras de 766 y 923 en SmartBench 2011 suponen en torno a tres o cuatro veces más rendimiento, aun suponiendo tres o cuatro veces menos que los tablets más rápidos. Con 1.118 en Quadrant y 6,8 s en SunSpider las relaciones son las mismas, mientras que AnTuTu refleja las diferencias menores, con un resultado de 2011 que sólo supone 1,6 veces más velocidad, y 2,4 veces menos que el más rápido en esa prueba.

En lo que el tablet de Woxter es peor que el de Wolder es en la autonomía, pues sus dos horas y 48 minutos reproduciendo vídeo (casi una hora menos que el Wolder) resultan bastante escasas e insuficientes, incluso para ver las películas más largas.

Aunque este tablet tiene un precio 30 euros superior, sin duda compensa sus mejores prestaciones.

Wolder miTab CityPro

-------------------------------

www.wolder.com

P.V.P: 149 EUR.

LO MEJOR: USB Host

Precio

LO PEOR: Mal rendimiento

Sin Android Market

Calificación: **