Los servicios de VPN se han hecho aún más populares en los últimos meses debido a la necesidad de tener que trabajar desde casa por la pandemia del coronavirus. Ya sea para el uso en el trabajo o para desbloquear contenidos, algunos proveedores han visto un notable aumento en las suscripciones en los últimos meses.

Hay otra razón que motiva el aumento de interés en los servicios VPN: La nueva ley de seguridad de Hong Kong fue aprobada a finales de mayo y entró en vigor el 1 de julio de 2020. Está diseñada para suprimir las recientes protestas y en general fortalecer el control de China sobre Hong Kong.

Muchos servicios de VPN tienen centros de datos en Hong Kong, pero la nueva ley exige a las empresas que entreguen los datos cuando se les solicite. Muchos servicios de VPN registran su negocio en países donde las leyes de datos son favorables a la privacidad, lo que significa que no se les pedirá que entreguen los datos de sus servidores.

Políticas de no registro

La cosa es que prácticamente todos los servicios de VPN en estos días tienen una política de no-logs, lo que significa que sus servidores no guardan ningún registro de cuándo los usuarios se conectaron al servicio, su dirección IP, qué sitios visitaron o cuánto tiempo estuvieron conectados.

En pocas palabras, no hay datos que entregar aunque las autoridades lo exijan. Y si te preocupa la posibilidad de que tu identidad sea descubierta a través de tus datos de facturación, normalmente existe la opción de pagar de forma anónima por tu VPN.

Una tendencia más reciente es que los servicios de VPN utilicen servidores RAM, lo que significa que cualquier dato guardado en la memoria se pierde cuando el sistema se reinicia o se apaga. Ellos encriptan sus discos duros o no tienen ningún disco. Esto reduce aún más el riesgo de que los datos sensibles se vean comprometidos.

Los mejores proveedores de VPN.

¿Por qué se están eliminando los servidores VPN de Hong Kong?

Si un servicio de VPN no ofrece una política de cero registros, podría decidir dejar de ofrecer a sus usuarios un servidor en Hong Kong para proteger su privacidad. TunnelBear ha decidido apagar su servidor de Hong Kong por otra razón: para proteger su "ecosistema técnico", en concreto las claves de configuración que se utilizan para acceder remotamente al servidor.

No registra ningún dato de los usuarios y sus discos duros están encriptados, pero dice que sigue representando un riesgo para la privacidad del usuario mantener un servidor funcionando en el país.

En cambio, ha "ampliado" sus capacidades en Singapur y Japón, y recomienda a los usuarios que se conecten a esos servidores en su lugar.

Sin embargo, otros, incluyendo NordVPN y ExpressVPN, dicen que mantendrán sus servidores en Hong Kong porque no contienen ningún dato sensible del usuario. Incluso si los servidores fueran confiscados físicamente, las autoridades no podrían acceder a ninguna información que pudiera comprometer a un usuario.

Otros, como Proton VPN, recomiendan habilitar una seguridad adicional (en el caso de Proton, la función Secure Core) que enruta su conexión a través de múltiples servidores, lo que aumenta su privacidad y hace virtualmente imposible que las autoridades relacionen su actividad con su identidad.

¿Se prohibirán las aplicaciones VPN en Hong Kong?

Ciertamente existe la posibilidad de que la nueva ley presione a Apple, Google y otros operadores de tiendas de aplicaciones para que eliminen cualquier aplicación que no tenga aprobación oficial o que contravenga las nuevas regulaciones.

Eso no será un problema para nadie que use un servicio de VPN del Reino Unido, Estados Unidos u otros países. Pero para aquellos en Hong Kong que necesitan una VPN para la privacidad y para evadir los medios de comunicación y sitios web bloqueados, podría ser un problema mucho más grande.