En los últimos años, las VPN se han hecho populares. Gracias a una VPN puedes desbloquear contenido de otros países y sobre todo, mejorar tu privacidad y seguridad mientras navegas por Internet. 

Además, el tema de la privacidad cuando usamos Internet se está convirtiendo en una preocupación bastante común. Aunque pensamos que cuando visitamos distintas páginas web todo es privado, esto no suele ser así. 

Tu proveedor de Internet sabe dónde te conectas y en algunos países, sobre todo en Estados Unidos, esta información puede incluso venderse con fines comerciales.

Los sitios web utilizan rastreadores para seguirte y por eso, por ejemplo, a menudo verás anuncios de productos que has visto hace unos minutos.

Pero no tiene por qué ser así. Una VPN hace que tu navegación sea privada (a diferencia del modo "privado" de tu navegador), ya que utiliza la encriptación para que tu proveedor de servicios de Internet, el gobierno y cualquier otra persona no puedan saber lo que estás haciendo.

Hoy en día, las VPN se consideran una herramienta de seguridad esencial que, junto con el antivirus, te ayudará a protegerte.

Por qué merece la pena utilizar una VPN

1. Una VPN ayuda a detener a los rastreadores

El uso de una VPN oculta tu dirección IP. Esto es un poco como tu dirección física, pero para tu conexión a Internet, y permite que esos rastreadores de sitios web hagan su trabajo.

Cuando te conectas a una VPN, tu dirección IP real se sustituye por una que pertenece al servicio, lo que hace mucho más difícil rastrear tu actividad.

2. Una VPN impide que tu proveedor de internet venda tus datos

Normalmente, cuando te conectas a Internet, tus datos pasan por tu proveedor de servicios de Internet en un formato legible. No todos los datos, pero sí cosas como tus búsquedas en la web, las URL de los sitios web que visitas y mucho más.

Cuando te conectas a través de una VPN esa información se encripta para que tu proveedor de servicios de internet no pueda leerla, lo que significa que no puede ser vendida a empresas que luego intentarán venderte productos y servicios.

3. Una VPN proporciona seguridad adicional en línea

La misma encriptación te da una seguridad extra en línea de la que no se ocupa tu software antivirus. Ayuda a evitar que los hackers roben tus datos de acceso y otros datos confidenciales.

Uno de los usos más populares de un servicio VPN es evitar los bloqueos regionales. Digamos que quieres ver Telecinco pero no vives en España. Aunque te registres para obtener una cuenta, cuando intentes ver algo te saldrá un error diciendo que Mitele no está disponible en tu territorio. 

Pero si te conectas a un servidor VPN en España, tu dirección IP se sustituye por una de España y puedes ver contenidos como si estuvieras físicamente en el España. 

5. Una VPN añade seguridad al wifi público

Si alguna vez te has conectado a una red wifi gratuita en el transporte público, en un hotel o en una cafetería, es posible que no hayas tenido que introducir una contraseña. Eso es bonito y cómodo, pero muy malo para la seguridad.

Cuando el wifi no está protegido con contraseña, no hay encriptación, y esto significa que los correos electrónicos y los mensajes que envías pueden ser vistos por otros. De nuevo, una VPN añade esa capa de encriptación que impide que los delincuentes roben tu identidad y otra información sensible.

6. La mayoría de las VPN pueden utilizarse en varios dispositivos

Aparte de una minoría de servicios, los proveedores de VPN te permiten conectar varios dispositivos al servicio al mismo tiempo. Esto es ideal para las familias, o simplemente para cualquiera que quiera usar mucho una VPN.

Lo que no puede hacer una VPN

  • No te hace anónimo en Internet

Al contrario de lo que afirman algunos servicios de VPN, una VPN no oculta necesariamente su identidad. A pesar de cambiar tu dirección IP y encriptar tus datos, si entras en un sitio web con tu nombre de usuario y contraseña, ese sitio sabrá quién eres. Si te conectas a Facebook y publicas algo, esta información estará vinculada a ti, independientemente de si utilizas una VPN o no.

Del mismo modo, si utilizas la búsqueda de Google mientras has iniciado sesión en tu cuenta de Google (o has iniciado sesión en Chrome), Google sabe quién eres y qué estás buscando.

  • Las VPN no detienen el malware

Aunque algunas VPN tienen funciones "antimalware", éstas no sustituyen a un antivirus adecuado. Suelen advertirte de los sitios web peligrosos, pero no protegen activamente tu dispositivo de los ataques.

  • Desconfía de las VPN gratuitas

Sí, existen servicios VPN gratuitos. Pero en general son muy limitados en sus capacidades y en algunos casos recogen y venden tus datos. Pueden hacerlo porque cuando tus datos llegan al servidor de la VPN se descifran para ser enviados al sitio web que quieres visitar.

Por lo tanto, es crucial que utilices un servicio VPN de confianza, ya que tiene acceso a tus datos.

Servicios VPN recomendados

Aunque hemos reunido un puñado de servicios VPN gratuitos, te recomendamos que pagues por uno. Esto se debe principalmente a las limitaciones de los servicios gratuitos, pero también a que puedes elegir un proveedor de confianza que opera con servidores seguros que mantendrán tus datos a salvo.

Y ya que sigues leyendo, probablemente quieras saber cuál es el mejor servicio de VPN.

Actualmente, NordVPN está en la cima de nuestra lista de los mejores servicios VPN. Ofrece un gran paquete completo que no cuesta mucho al mes y ofrece miles de servidores en todo el mundo junto con excelentes velocidades.

Además, ha sido auditada dos veces para demostrar que su política de no-logs funciona y que no recoge ni almacena ninguna información sobre sus usuarios en sus servidores.

Otra opción es Surfshark, que es aún más barata. Al igual que NordVPN, ofrece WireGuard como uno de los métodos de encriptación, y esto lo convierte en uno de los servicios VPN más rápidos que existen. Lo último que quieres es que tu conexión a Internet funcione lentamente porque estás usando una VPN.

Ambos servicios ofrecen aplicaciones para todos los dispositivos y sistemas operativos populares, incluyendo Windows, macOS, Android, iPhone, iPad, Amazon Fire TV y más. También son fiables a la hora de desbloquear servicios de streaming populares como iPlayer, Netflix, Disney+ y otros.