Este nuevo vídeograbador en red (NVR), denominado DNR-312L se conecta directamente, vía HDMI, a un monitor o TV, y conectando un ratón a su puerto USB, será posible manejar toda la operativa, sin necesidad de PC, gracias a su software de monitorización integrado.

A partir de ahí, se conecta el grabador a la misma red LAN en la que estén las cámaras IP, vía puerto Gigabit, y ya es posible agregar hasta 9 cámaras de D-Link, de forma automática y transparente. Admite visión multi-cámara, control PTZ y grabación/reproducción de vídeo en Full HD, todo ello de forma simultánea.

Además, dispone de una bahía para inserción de disco duro Serial ATA 3,5” de hasta 6 Tb de capacidad.

Su software de gestión es muy intuitivo y despliega todas las funcionalidades necesarias para configurar un completo sistema de videovigilancia profesional.

Es posible activar la grabación continua, programada por tiempos o activada por detección de los sensores de movimiento/sonido de las cámaras o por las alarmas conectadas a ellas.

La búsqueda inteligente de grabaciones ayuda a encontrar la secuencia activada por un determinado evento o fecha y es posible realizar backups de todas las grabaciones a unidades USB o servidores Samba/FTP.

El nuevo equipo ya está disponible a un PVP recomendado de 299 euros.