Esta serie de unidades presentan diferentes capacidades, desde los 60 GB de los modelos de entrada hasta los 120 y 240 de la mayoría de los modelos o, incluso, 480 GB del modelo top de la gama, lo que la sitúa como una de lasunidades SSD de mayor capacidad disponible en el mercado.

Todas las unidades integran encriptación AES de 128 bits, con el fin de proporcionar un mayor soporte a la seguridad e integridad de los datos.

Claro que no es oro todo lo que reluce o, mejor dicho, en este caso sí, o al menos lo parece, dado que se van a comercializar en Estados Unidos por la módica cantidad de 1.579,99 dólares (más de 1.200 euros, según el cambio de hoy), lo que deja un precio de 2,63 euros por GB, un poco más elevado que otras propuestas anunciadas anteriormente.