Hoy se lanza oficialmente la versión Beta de Browzar, un navegador específicamente diseñado para proteger la privacidad de los usuarios sin dejar rastro de sus búsquedas ni de las webs visitadas.

La mayor parte de navegadores guardan automáticamente las búsquedas de los usuarios en el historial y la caché. Los usuarios tienen la opción de eliminar la carpeta de historial y vaciar la caché de Internet, pero la mayoría no sabe cómo hacerlo o no suele hacerlo, dejando un rastro de sus sesiones online en sus ordenadores.

Browzar es un navegador gratuito que no requiere que los usuarios se registren para poder descargarlo (http://www.browzar.com). El programa, que ocupa tan sólo 264 kB, borra automáticamente la caché de Internet, el historial, las cookies y los datos para autocompletar los formularios. Esta característica se encarga de guardar los datos que el usuario suele utilizar para rellenar los formularios que requieren datos personales y evitar que la siguiente vez el usuario tenga que introducirlos de nuevo.

Browzar ha sido desarrollado por Ajaz Ahmed, responsable del proveedor de Internet británico Freeserve, conocido por ser el primero que ofreció acceso gratuito a Internet a finales de los 90. Ahmed Vendió Freeserve a Wanadoo (ahora France Telecom) cuando se había convertido en el mayor ISP de Reino Unido. Ahmed considera que la privacidad es la principal preocupación de los usuarios y cita las fugas de datos que han sufrido grandes compañías como AOL, “que muestran que los usuarios hacen búsquedas muy, muy personales”.

El navegador está actualmente disponible sólo para Windows (mínimo W98 con IE 5.5) y en inglés, aunque su creador tiene previsto lanzar versiones para Mac OS y Linux. La versión definitiva del producto está prevista para el mes que viene. Aunque incluye su propio motor de búsqueda, la compañía tiene previsto establecer alianzas para ofrecer a los usuarios la posibilidad de elegir otros.

www.browzar.com