Li Jun fue arrestado en febrero de 2007 acusado de escribir y comercializar un gusano conocido como Panda Burning Joss Sticks por valor de 13.000 dólares. Posteriormente, la policía china le convenció para que desarrollara y anunciara una herramienta que reparara el daño realizado a los usuarios del país que se vieron afectado por su gusano.

Dicho gusano reemplazaba los iconos de los archivos de los PC infectados con la imagen de un estilizado oso panda que poseía tres varitas de incienso.

Li Jun se encuentra ahora mismo en prisión desde donde ha realizado una donación de 7.500 dólares al centro de investigación de los osos panda gigantes de Chengdu, con el fin sobre todo de cuidar a una cría osos pandaque nació hace cinco meses.

China es un país donde fascinan los osos pandas, por lo que esta donación es vista como una manera de limpiar su imagen. Además, y pese a que según declaró a la agencia de noticias Xinhua, trabajaba para la empresa de antivirus Panda Security, Panda ha negado que Li Jun haya trabajado nunca en la corporación.

Es más, el CEO de la compañía, Juan Santana, ha publicado en su blog que la política de la compañía es no contratar nunca a creadores de virus.

Noticias relacionadas

Spam y virus en nombre de la Policía Nacional

Los Mac también tienen virus

4 de cada 10 falsos antivirus han sido creados este año