Twitter ha reconocido la vulneración de más de 50.000 contraseñas de cuentas privadas, las cuáles han sido publicadas a través de cinco páginas en Panstebin, uno de los sitios favoritos de los hackers para publicar datos ajenos. Normalmente, cuando se trata de archivos de gran tamaño, los hackers incluyen un enlace a un sitio, como por ejemplo, Bit Torrent, y desde allí se pueden descargas los contenidos del enlace. No obstante, Twitter resta importancia al ataque porque asegura que gran parte de las contraseñas proceden de cuentas duplicadas, donde el nombre de usuario y la contraseña emparejada no se corresponden con la cuenta real o son spam.

Según un portavoz de Twitter, la compañía está trabajando para el restablecimiento de las contraseñas de las cuentas afectadas, a la vez que el servicio de microblogging está llevando a cabo diversas investigaciones acerca de quién realizó dichas filtraciones. twitter