La solución, denominada TZCS, busca reforzar el nivel de seguridad de los datos en los clientes, mediante la monitorización desde la BIOS de las comunicaciones de estos equipos con el servidor.

TZCS trabaja sobre la BIOS, pensando en un cliente que no cuente con disco duro y se conecte a un servidor que le provea de los servicios de virtualización. Esta BIOS permite gestionar la seguridad mediante las conexiones del PC, con el fin de evitar accesos no deseados que puedan comprometer los datos.

Esta BIOS está diseñada para limitar las conexiones con el servidor en base a autentificación basada en números de serie del fabricante. En caso de acceso no autorizado, esta herramienta permite el apagado forzoso o la limpieza remota de los datos. TZCS puede desconectar automáticamente el PC de su escritorio virtual y eliminar todos los datos.

TZCS permite, asimismo, agregar de forma remota o reemplazar aplicaciones a través de un servidor, mientras que con la opción Smart Client Manager 2.0 es posible vigilar el uso del hardware y restringir su uso de forma global.