T3 Key es un pequeño dispositivo USB que actúa como una auténtica llave, dando acceso al ordenador cuando se conecta en un puerto USB, o cerrándolo cuando la retiramos. Como medida de reserva, por si se pierde la llave o no la llevamos encima, el sistema dispone de una contraseña maestra que permite desbloquearlo.

Por otra parte, T3 Key permite crear una unidad virtual encriptada que se verá como un disco duro más y que se puede emplear para almacenar los archivos más sensibles. A esta unidad sólo se podrá acceder disponiendo de la llave, pues ni siquiera la contraseña mencionada anteriormente desencriptará la información. También los correos electrónicos pueden encriptarse y firmarse digitalmente.

Con T3 Key se ofrece, de forma opcional, una cobertura antirrobo (proporcionada por Allianz) para el equipo en el que se use, de manera que si nos roban el ordenador, sus funciones de seguridad impedirán que nadie pueda tener acceso a los datos, y el seguro abonará la factura de compra del ordenador, con un límite de 1.500 dólares (unos 950 euros al cambio actual).

También son opcionales el paquete de seguridad eScan de Kaspersky y un módulo de 2 GB de memoria que permita usar la llave como una memoria tradicional.