Por ahora, Symantec toma ventaja con el anuncio realizado en su última conferencia anual, Vision.  La compañía acaba de mostrar tecnología de gestión de aplicaciones móviles  nacida de la adquisición el pasado mes de Nukona, una marca que Symantec planea abandonar pronto en favor de la suya propia.

La novedad se sitúa en lo que se denomina protección en el extremo y se dirige al corazón de lo que las corporaciones buscan hoy:  asegurar los  datos de los dispositivos móviles propiedad de sus empleados. La moda BYOD ha traído largas noches de insomnio a los directivos de TI de las empresas que están preocupados por cómo evitar que los empleados envíen e-mails profesionales a través de sus tablets o smartphones personales, vía Gmail o a través de servicios como Dropbox.

Aunque el malware también preocupa, éste es el mayor problema actual de las empresas. “El malware en los móviles ahora mismo es un elemento menor para las compañías”, asegura el analista y fundador de J.Gold Associales, Jack Gold. “Lo que sí es un problema es la pérdida de datos corporativos y la habilidad de la gente que tiene móviles para perder datos de su empresa”.

Symantec está ofreciendo rodear las aplicaciones corporativas con un nivel de código que prevenga la pérdida de datos desde el teléfono, a menos que se cumplan las políticas corporativas. Aislando la aplicación, la gente puede utilizar el móvil que prefiera para tareas personales, sin riesgo para los datos corporativos. La tecnología, disponible en software bajo demanda o a través de Internet, puede manejar apps de  Apple iOS, Google Android y HTML5 .

La compañía también cuenta con la tecnología para que las empresas manejen los dispositivos móviles, éstos sin las extremas medidas de seguridad que se aplican a los equipos personales. Symantec adquirió Odyssey Software el pasado mes de marzo para gestionar Apple iPads e iPhones y ha apostado claramente por este tipo de móviles, frente a la progresiva pérdida de terreno de Microsoft en el