La compañía busca reforzar la protección añadiendo un chip de seguridad móvil en el paquete chip con memoria flash incluida que ofrece a los fabricantes de dispositivos de mano inalámbricos, el Spansion Multi Chip Package.

Este chip emplea una amplia gama de métodos de encriptación, autentificación, numeración y otros sistemas de seguridad para salvaguardarse de hackers, virus y de posibles robos mediante transacciones financieras. Asimismo, el chip también está diseñado para que los usuarios puedan hacer backup de aquellos datos que necesitan recuperar rápidamente.

De esta forma, el nuevo chip añade un nivel de seguridad a los dispositivos y dispone de múltiples zonas de memoria como áreas separadas y aseguradas para el usuario, el operador, para contenidos y para el fabricante del dispositivo de mano.

El chip de seguridad también incluye un mecanismo para bloquear la tarjeta SIM del teléfono móvil y seguir utilizándola aunque el dispositivo haya sido robado. De esta manera, se asegura que el teléfono continúa operando aunque haya sido infectado con un virus, preservando el sistema operativo y los datos que incorpora.

El chip también incluye seguridad para transacciones financieras y para pagar en tiendas.

Asimismo, la compañía ha manifestado que el chip de seguridad puede utilizarse con cualquier sistema operativo y estará disponible para los desarrolladores de dispositivos de mano durante la primera mitad del próximo año.