Las cinco medidas de protección más utilizadas por las empresas españolas son los antivirus, la gestión de parches, protección de la estructura de red, políticas de recuperación de datos y jerarquías de acceso. Sin embargo, sólo el 40 por ciento de las organizaciones utilizaba en 2012  la tecnología de cifrado de datos críticos, según un informe de la firma de seguridad Kaspersky Lab, para el que se ha encuestado a más de 3.300 profesionales de TI de 22 países, entre ellos España.

Este porcentaje se situaba -siempre según esta een el 7 por ciento en 2011, lo que pone de relieve el enorme crecimiento experimentado en esta área. No en vano, el cifrado es, según la firma de seguridad, la barrera defensiva definitiva puesto que incluso después de que un cibercriminal se abra paso en la infraestructura TI de la empresa, este último obstáculo hace que sea muy difícil el acceso a la información crítica.

Aunque la mayoría de estas empresas aún no lo ha implementado de forma integral, seguridadeste tipo de defensa ocupa el segundo lugar entre las medidas de seguridad que las compañías tienen previsto implementar, únicamente superado por la protección contra el malware.

Según la misma encuesta, sólo el 37,5% de los encuestados utiliza el cifrado completo del disco duro (también conocido como cifrado de matrices de información) y el 34% utiliza el cifrado de datos en dispositivos externos.