Aunque hay rumores que posiblemente haya sido una mujer la que inventó el virus, la Oficina Nacional de Investigación de Manila ha detenido hoy a un filipino por su presunta relación con la ya famosa carta de amor. Además se ha registrado el apartamento de la joven también sospechosa del caso, pero como afirmó un experto informático sueco, esta persona pudo participar en la propagación y no en la creación, ya que también se sospecha que el programador del virus que ha infectado gran cantidad de ordenadores de todo el mundo, es un alemán con residencia en Australia.