Tal y como publica Reuters, que cita a The Wall Street Journal, Eric Schmidt, CEO de Google ha asegurado que si es cierto que la NSA espió sus centros de datos es “indignante” además de que potencialmente es un delito. 

En una entrevista, Eric Schmidt critica las prácticas de la NSA, en caso de que éstas sean ciertas y ha asegurado que Google ha presentado quejas ante la NSA, miembros del Congreso de Estados Unidos y ante el presidente de Estados Unidos Barack Obama.

Asimismo, Eric Schmidt aseguró en la entrevista que, supuestamente, la NSA recogió registros de llamadas realizadas por 320 millones de personas. El objetivo era identificar a unas 300 personas que podrían suponer una amenaza.

La semana pasada, The Washington Post publicó que la NSA accedió a los servidores extranjeros de Google y Yahoo. Estas  actividades de espionaje se englobaban dentro de un proyecto denominado MUSCULAR y se llevó a cabo en colaboración con la agencia británica GCHQ.

El General Keith Alexander, director de la NSA, desmintió dicha información asegurando que  la agencia no tiene acceso sin restricciones a los servidores de compañías estadounidenes.