De hecho, tal y como confiesa Ryan Crum, anterior director de seguridad de la información de PricewaterhouseCoopers Advisory Services, no es difícil ver números de la Seguridad Social sin proteger, datos financieros e información sobre fusiones y adquisiciones circulando en redes Wi-Fi públicas, sobre todo, en mensajes de correo electrónico.

Por eso, los expertos en seguridad recomiendan que los responsables de TI de las empresas tomen una serie de precauciones para proteger los datos corporativos de los peligros que les acechan en los puntos de acceso públicos.

Establecer y hacer cumplir fuertes políticas de autenticación para los dispositivos que intentan acceder a redes corporativas.

Pedir a los empleados utilizar una VPN corporativa y medidas de encriptación cuando hagan conexiones e intercambien datos. Mejor aún, configurar los equipos y otros dispositivos móviles de modo que se conecten automáticamente a la VPN y encripten los datos, eso sí, siempre después de que se haya determinado que el dispositivo no ha sido robado o se haya perdido.

Asegurarse de que todos los dispositivos y aplicaciones de software están configurados apropiadamente y cuentan con los parches de seguridad más recientes.

Confirmar que las políticas de seguridad corporativas prohíben a las personas transferir datos sensibles a dispositivos móviles o equipos no autorizados.