En un mensaje de correo electrónico enviado el domingo, Microsoft agradecía a los beta testers su ayuda y anunciaba que la versión definitiva de Microsoft Security Essentials se haría público “en las próximas semanas”. La compañía también animaba a estos probadores a actualizarse a la última versión del antivirus con el fin de acometer los últimos pasos de esta transición de la manera más suave posible.

Fue el pasado mes de junio cuando Microsoft facilitó la beta de Security Essentials a cerca de 75.000 usuarios, aunque poco después limitaba sus descargas. El fabricante detalla que esta solución es un producto antivirus y antispyware básico que consume menos memoria y espacio en disco que las tradicionales suites de seguridad en el mercado. Con Security Essentials, Microsoft reemplaza su primera solución de seguridad, Windows Live OneCare.

Aunque en principio a los fabricantes de seguridad no parece preocuparles, al menos de manera pública, la competencia que puede suponer Security Essentials (antes conocida como Morro), lo cierto es que algunos analistas sí ven con buenos ojos las posibilidades de este antivirus.

Microsoft también ha señalado que impedirá que los usuarios con copias no legales de Windows puedan descargarse este antivirus. “Los usuarios no legales son difíciles de defender”, declaraba en enero Alan Packer, director general del equipo antimalware de Microsoft, el pasado mes de junio.

Security Essentials se podrá ejecutar en ordenadores cuyo sistema operativo sea Windows XP SP2 o superior, así como Windows Vista y Windows 7. Cuando esté disponible, podrá descargarse desde la web de Microsoft.