DAVE (Digital Audio Video Experience) se fabrica con dos capacidades: 10 y 20 GB, y permite conectarse con dispositivos inalámbricos a una distancia de hasta nueve metros. Ha sido diseñado para ampliar la funcionalidad de dispositivos como teléfonos móviles y PDA, y especialmente para mejorar sus posibilidades cuando se encuentran conectados a la Red, pues permitirá descargar un amplio volumen de contenidos de todo tipo y almacenarlos en el disco duro.

El disco pesa sólo 70 gramos y mide poco más que una tarjeta de crédito, con un grosor de 1,2 cm. Es compatible con sistemas Windows Mobile, Symbian, BREW y J2ME. La comunicación de datos se puede realizar mediante tres protocolos: USB OTG, Bluetooth 2.0 EDR y 802.11 b/g.

Además, dispone de un sistema de protección ante caídas que desconecta el disco para evitar que se dañe.

El disco se alimenta con una batería de 3,7 V y 900 mAh que le proporciona una autonomía de hasta diez horas transmitiendo archivos o de 14 días cuando se encuentra en espera. Para cargarla utiliza el mismo bus USB, pudiendo recargarse con solo conectarlo a un ordenador mediante este bus.