Después de infectar a un PC, el troyano Delf-HA contacta con una página web donde elige de manera aleatoria una forma de spam, y genera automáticamente una serie de teléfonos móviles con el prefijo +7921 o 7911 perteneciente a Rusia. El virus envía mensajes de correo electrónico al móvil de los usuarios promocionando una página de descarga de MP3, y a pesar de elegirlos aleatoriamente, muchos de ellos coinciden con números reales de usuarios.

Según la compañía Sophos, descubridora del virus, Delf-HA sólo afecta por el momento a la red móvil de Rusia, pero esta misma técnica podría utilizarse en otros muchos países con red móvil. Aunque el spam en móviles no es algo nuevo, su incidencia se mantenía alejada del problema que afectaba a los PC. Ahora, según los expertos en antivirus, los spammers estarían inaugurando una técnica que podría convertirse en popular entre los programadores de virus.