Junto a almacenamiento y protección (EMC y Legato), gestión de contenidos (Documentum) y virtualización (VMware), RSA es la cuarta división de EMC, englobando todo aquello que tiene que ver con la seguridad.

En estos momentos, supone el 4 por ciento de la facturación a nivel mundial, cifra que se espera que se mantenga durante los tres próximos años, en los que, no obstante, el crecimiento para RSA está marcado en el 35 por ciento anual.

Eso sí, en España esta cifra tiene que ser aún más ambiciosa, tal y como reconocen sus responsables en nuestro país. Es decir, se prevé alcanzar los 15 millones de euros de facturación dentro de tres años (lo que supone el 1,5 por ciento del total a nivel mundial). Y, para ello, RSA ha visto doblado su personal directo, además de poder contar con los recursos técnicos y humanos de la propia EMC, especialmente en lo que a su división de servicios profesionales se refiere.

En este sentido, la firma quiere llegar, en un primer momento, a todos aquellos clientes que ya trabajan con EMC aunque, al mismo tiempo, trabajará para ampliar su presencia en medianas empresas de nuestro país. Los responsables de RSA también pretenden aumentar la facturación media que aporta cada uno de los clientes que ya poseen en nuestro país.

Según sus propios datos, en estos momentos el 80 por ciento de la facturación de RSA proviene de las tecnologías de acceso, conocidas como Token.