La semana pasada, durante la inauguración de la conferencia Interpol Information Security Conference en Hong Kong, Noble dijo los ciberdelincuentes habían creado dos cuentas suplantando su identidad en Facebook este verano, en el transcurso de la operación policial Operation Infra-Red. Según Noble,  el fraude no ha sido descubierto hasta hace poco por el equipo Security Incident Response Team de la Interpol.

“Uno de los suplantadores estaba utilizando el perfil para conseguir información sobre fugitivos durante nuestra reciente Operation Infra-Red”, explicó el jefe de la Interpol. Esta operación tuvo lugar entre mayo y julio, fue de alcance mundial, aunque estuvo liderada por la Interpol. Su propósito era localizar una serie de fugitivos acusados de asesinato, pedofilia, fraude, corrupción, tráfico de drogas y blanqueo de dinero. Finalmente, fueron arrestadas 130 personas gracias a esta iniciativa de cooperación de la policía a nivel mundial.

Comentando el incidente de usurpación de su identidad, Noble subrayó que “el cibercrimen está emergiendo como una amenaza muy concreta”. Es más, considerando el anonimato del ciberespacio, según Noble, “puede ser de hecho una de las amenazas criminales más poderosas a que nos hayamos enfrentado nunca”.