Reuters, que cita a The Guardian, asegura que el Reino Unido almacenó imágenes de millones de usuarios de webcams de Yahoo. Las imágenes almacenadas corresponden a conversaciones de webcams realizadas entre 2008 y 2010. Esta operación de espionaje se conocía bajo el nombre en código de Optic Nerve (Nervio Óptico) y contaba con el soporte de la agencia de seguridad de Estados Unidos, la NSA. De hecho, y según The Guardian, la NSA tenía acceso a dicha información. Según The Guardian, cada cinco minutos se guardaban, en la base de datos de la agencia, chats de webcam de Yahoo seleccionados al azar.

Optic Nerve comenzó siendo un prototipo en 2008 y estuvo activo hasta 2012. La intención de éste era poner a prueba el reconocimiento facial. En total, la agencia de espionaje británica habría guardado imágenes de chats de webcam de más de 1,8 millones de usuarios a nivel global en tan solo seis meses de 2008.

GHCQ ha asegurado que no realizan comentarios sobre las políticas de inteligencia. Por su parte, Yahoo ha afirmado que desconoce estas prácticas y su portavoz, Suzanne Philon, ha asegurado que, en caso de que sean ciertas “representa un nuevo nivel de violación de la privacidad de nuestros usuarios, algo que es completamente inaceptable”.

Durante décadas la NSA y GCHQ han compartido información de inteligencia bajo un acuerdo que se conoce como UKUSA. Además, también colaboran con las agencias de Canadá, Australia y Nueva Zelanda, en lo que se conoce como la Alianza de los “Cinco Ojos”. Se desconoce si en la actualidad la NSA tiene acceso a la base de datos de la agencia de espionaje británica.