¿Quieres comprar un PC, una televisión, un teléfono, un tablet, una cámara o una impresora? A continuación, desglosamos lo que es importante que tengas en cuenta y lo que no lo es.

Si compras un procesador moderno, probablemente descubriás que la cantidad de RAM o espacio de almacenamiento que selecciones tendrá un mayor impacto en el rendimiento de tu equpo que pequeñas diferencias en la velocidad de reloj del procesador.

Portátiles, equipos de sobremesa y almacenamiento

-------------------------------------------------------------------------

Especificaciones que no tienen importancia

Ligeras diferencias en la velocidad de la CPU o la RAM. Sí, un procesador de 2,6 GHz será más rápido que una CPU a 1,2 GHz, pero no deberías pagar más por esos pequeños incrementos. No notarás la diferencia entre un Core i5 a 2,3 GHz o un Core i5 a 2,5 GHz, por ejemplo. Así que no deberías pagar más por un cambio inapreciable. Del mismo modo, la diferencia entre una RAM de 1.066 MHz y otra de 1.333 MHz es prácticamente inexistente.

Las velocidades de escritura de un DVD o un Blu-ray. Incluso si eres uno de los pocos que sigue utilizando este tipo de soportes, estarás en apuros para encontrar una unidad que ofrezca una gran ventaja en la velocidad de grabación. Así, si estás grabando un disco, tendrás que esperar un poco tanto si es un dispositivo 6X como si es 10X. Además, acuérdate que todas las unidades reproducirán las películas correctamente.

Especificaciones que a veces importan

RAM para gráficos. Para ver un vídeo de YouTube en alta calidad o discos Blu-ray, la mayoría de la gente no necesita pasar de 1 GB a 2 GB de memoria RAM en una tarjeta gráfica de gama media. La tarjeta que incluya de serie tu PC será más que suficiente. Eso sí, los jugones son la excepción, pues será mejor para ellos contar con 1 GB en lugar de 512 MB o 256 MB, mientras que los 2 GB está realmente reservados para los que quieran equipos de alta gama y sean entusiastas de las tarjetas. Un chip gráfico más rápido con menos RAM normalmente ofrecerá un mejor rendimiento que un chip más lento con más RAM.

Procesadores de cuatro núcleos. En el mundo de los portátiles, es probable que un procesador de doble núcleo sea más rápido que una CPU de cuatro núcleos para aplicaciones de uso común. Una CPU de doble núcleo suele funcionar a una velocidad de reloj más alta y la mayoría de los programas de propósito general no hacen un buen uso de los cuatro núcleos de una CPU. Pero si eres de los que procesan mucho vídeo, realizas computación científica o eres un ingeniero, los cuatro núcleos pueden ser tu solución. Las aplicaciones multihilo se están convirtiendo en la norma y tu PC podrá afrontar más tareas si tiene más espacio. Pero a decir verdad, aparte de los modelos de gama realmente baja, es difícil encontrar un PC de sobremesa que no esté equipado con una CPU de cuatro núcleos.

Brillo de la pantalla del portátil. Una pantalla brillante normalmente consume la batería muy rápidamente. Además, 300 nits son tan brillates que es difícil ver el interior y la mayoría de los usuarios modifican el brillo y lo reducen un poco. Sin embargo, si sueles trabajar al aire libre, querrás todo el brillo que puedas obtener.

Especificaciones que siempre importan

Cantidad de RAM. Sea cual sea tu equipo, cuanta más RAM tengas, mejor. Te aconsejamos que no tengas nunca menos de 4 GB y si puedes comprar 6 u 8 GB de RAM, no lo dudes.

Un espacioso disco duro de 7.200 rpm. La cifra que hace referencia a las revoluciones por minuto refleja la velocidad a la que se mueve el plato de un disco. Así, un disco de 7.200 rpm será mejor que uno de 4.500, por ejemplo. En lo que se refiere al espacio de almacenamiento, ¿para qué quieres tener una plataforma si no cabe nada en ella? Afortunadamente, el almacenamiento cada vez es más asequible y ya existen en el mercado discos de 3 TB.

Peso del portátil. Pequeñas diferencias en el peso pueden suponer una gran diferencia cuando tienes que cargar con tu portátil por todas partes. La diferencia entre 3 ó 4 kilos puede no parecer excesiva en principio, pero cuando llevas la mochila con el portátil a tu espalda, es enorme.

Vida de la batería del portátil. Obviamente, cuanto más dure la batería de tu portátil, mejor. Cuando estés asesorándote sobre esta especificación, debes tener en cuenta lo que dice el fabricante y reducirlo en un 20 por ciento. Los fabricantes declaran un tiempo de vida de la batería en el mejor escenario posible, pero desengáñate, es un escenario que no verás nunca en la vida real.

Interfaces de almacenamiento. Si quieres añadir almacenamiento a tu sistema, debes asegurarte de comprar un disco compatible con tu máquina. Obviamente, un conector SATA a 6 Gb/s no te ayudará si no tienes SATA 6 Gb/s en tu equipo. Cuando compres un disco duro externo, busca el conector más rápido que pueda soportar tu sistema. Para PC, eso incluye eSATA y USB 3.0.

Teléfonos

---------------

¿Estás pensando en comprar un nuevo teléfono? Es fácil dejarse embaucar por la guerra de especificaciones que se libra ahora en el mercado. ¿Procesador de uno o dos núcleos? ¿3G o 4G? En cualquier caso, los smartphones actuales ponen especial énfasis en las grandes pantallas, así que parece que tiene sentido que prestemos especial atención a cómo se podrá ver cualquier cosa en la pantalla del teléfono.

Especificaciones que no importan

Tecnología de reducción de ruido. Tan solo unos pocos teléfonos de nueva hornada cuentan con “tecnología de reducción de ruido”, que supuestamente bloquea el ruido de fondo cuando estás haciendo una llamada desde un sitio con jaleo. En las pruebas que hemos realizado a esos dispositivos, nos hemos dado cuenta de que esa tecnología puede hacer que tu voz suene de manera extraña para la persona que está al otro lado de la línea y que eso, a veces, añade un efecto extraño a las voces de tus contactos.

Puerto HDMI. A no ser que tengas previsto almacenar una librería de películas de alta definición en tu teléfono y, a no ser que tengas un cable HDMI con la conexión apropiada para el teléfono (tendrás que comprarlo por separado), así como una HDTV, no prestes atención a si un teléfono tiene o no un puerto HDMI. Es un extra agradable para fanáticos de las películas que quieran tener un montón de títulos en sus dispositivos, pero no estamos seguros de que esta descripción sirva para mucha gente.

Especificaciones que importan a veces

4G. Si no tienes cobertura 4G en tu zona, o incluso cerca de tu región, no compres aún un teléfono 4G. Si tienes la cobertura, 4G es fantástico para descargarte música y películas en tu teléfono, navegar por la Web y descargarte aplicaciones rápidamente. Pero, en cualquier caso, ten cuidado, porque 4G puede agotar la batería de tu móvil antes de que acabes de descargarte una película completa.

Cantidad de megapíxeles de la cámara. Cuando se trata de calidad de imagen, los megapíxeles no tienen gran sentido. Si vas a ver tus fotos directamente en tu teléfono, compartirlas a través de correo electrónico o MMS, subirlas a Facebook o aplicarles efectos de superposición como los que puedes encontrar en aplicaciones como Hipstamatic o Instagram, una cámara de 12 megapíxeles es un exceso de resolución y también lo será el tamaño de los archivos. Dicho esto, deberías escoger un teléfono que cuente con una cámara de, al menos, 3 megapíxeles, simplemente para poder tener algo más de flexibilidad con las fotos que hagas.

Velocidad del procesador. Los procesadores de doble núcleo están recibiendo mucha atención últimamente, pero lo cierto es que el usuario medio no necesita tanta potencia. A no ser que realices un uso multitarea o te guste jugar con gráficos 3D, probablemente te será suficiente con un procesador de 1 GHz. Además de la velocidad del chip, otros factores como el software o la velocidad de la red, contribuyen a tener un rendimiento más fluido y rápido de tu teléfono.

Especificaciones que siempre importan

Resolución y/o tamaño de la pantalla. Si tu intención es navegar por Internet, utilizar el calendario y el organizador o escribir y leer mensajes de texto y de correo electrónico, asegúrate de que la pantalla del teléfono sea lo suficientemente grande como para hacerlo con facilidad. Para la navegación web o la edición de documentos, una pantalla que mida menos de 2,7 pulgadas diagonalmente será muy pequeña. También hay que tener en cuenta la resolución. Cuanto más alta sea, mejor se verán los vídeos y fotos. También es importante poder controlar el contraste y la luz de fondo, puesto que los teléfonos presentan notables diferencias en sus ajustes de pantalla predeterminados. Si tu teléfono te permite ajustar el contraste y brillo, los textos y gráficos se verán muy fácilmente en lugares bien iluminados y podrás ahorrar en el consumo de la batería en caso de apuro.

Tablets

-----------

Aunque los tablets siguen siendo productos bastante nuevos, es fácil para los fabricantes relatar toda una retahíla de especificaciones. Las que realmente importan, en cualquier caso, son esas que determinan lo rápido que responderá a tus órdenes y cómo aparecerán textos e imágenes en su pantalla.

Especificaciones que no importan

“Espacio dejado en blanco intencionadamente”. En este momento, hay muy poco que no debas considerar a la hora de comprar un tablet. Afortunadamente, los fabricantes se han abstenido de llenar sus listas de especificaciones con una confusa jerga. Esperamos que la situación se mantenga así.

Especificaciones que a veces importan

Puertos. Los puertos integrados son una espada de doble filo. Si las conexiones están integradas, no necesitas un adaptador para añadir HDMI, una tarjeta SD o un dispositivo USB. Los puertos añaden peso y grosor a los tablets. Para muchos, el Apple iPad 2 y Samsung Galaxy Tab 10.1 son opciones muy atractivas, a pesar de no tener puertos integrados. Y si quieres añadir algunos de los puertos anteriormente mencionados, puedes hacerlo fácilmente con adaptadores extra. En cualquier caso, si tienes previsto utilizar un tablet para tareas de productividad y no solo para el consumo de contenido multimedia, encuentra uno que tenga los puertos que realmente necesites y quieras tener.

Especificaciones que siempre importan

Resolución de la pantalla. Cuanto mayor sea la resolución, más nítida será la imagen que muestre la pantalla, es una regla que siempre se cumple. Aunque muchos tablets tienen pantallas de 1.280 x 800 píxeles, algunos, como el Apple iPad 2, tienen 1.024 x 768 o el Dell Streak 7, que tan solo ofrece una resolución de 800 x 480 píxeles. Sin embargo, debido a que la pantalla es una parte integral que no es posible cambiar en un tablet, intenta no escatimar en la resolución de la misma.

Velocidad del procesador. La mayoría de los tablets que son una ganga lo son porque recortan en el procesador y cuentan con una CPU de menos de 1 GHz. Los modelos de un solo núcleo, especialmente aquellos con velocidades de reloj por debajo de 1 GHz, son lentos. Así que lo mejor es tener una CPU de doble núcleo o un chip con un núcleo pero que, al menos, sea superior a 1 GHz.

Cámaras

-------------

Mucha gente sigue creyendo que más megapíxeles se traducen en una cámara mejor. Pero es más importante buscar características que no te detengan o te retrasen a la hora de tomar una foto, como un rápido inicio o unos controles de fácil manejo.

Especificaciones que no importan

Zoom digital. Aunque la tecnología cada vez es mejor, el zoom digital sigue tomando una foto en el centro y alarga ese área, lo que reduce la resolución de la imagen final. Puedes conseguir el mismo efecto utilizando un software de edición de imágenes y si necesitas hacer más grande parte de una foto, puedes hacerlo con los controles de zoom de la cámara sin afectar a la fuente de la imagen.

Estabilización de imagenes digital. Normalmente, estos sistemas o bien aumentan la sensibilidad ISO hasta niveles de ruido inducido o bien toman y agrandan una imagen de vídeo en el centro de la toma, utilizando el resto de la escena como un buffer para hacer que el centro parezca más estable. Las cámaras que combinan estabilización digital y óptica/mecánica son efectivas, pero casi nunca nos han convencido las que solamente ofrecen estabilización digital.

Tamaño de la pantalla LCD y resolución. En las fotos más sencillas, las de “apunta y dispara”, los visores LCD que miden 3 pulgadas o más digitalmente son ahora la norma. Las grandes pantallas consumen más rápidamente las baterías, pero en cualquier caso, una pantalla LCD precisa y de alta resolución puede hacer que la calidad de una imagen parezca mejor de lo que en realidad es.

Especificaciones que algunas veces importan

Megapíxeles. No se deben ignorar completamente los megapíxeles, pero lo cierto es que son mucho más importantes en las cámaras réflex digitales. Un megapíxel indica el tamaño de lo que puedes ver, redimensionar o imprimir una imagen sin un descenso notable en su resolución. Hay que tener en cuenta los megapíxeles cuando se quieren hacer grandes impresiones o recortar y agrandar porciones de una imagen. En cámaras sencillas o de teléfonos, un gran número de megapíxeles suele llevarnos a fotos más llamativas, pero también de mayor tamaño, lo que supone un mayor consumo de espacio de almacenamiento que afecta a tu capacidad para compartir imágenes electrónicamente sin necesidad de reducirlas primero.

Grabación de video de alta definición. Las cifras “720” y “1080” simplemente hacen referencia al número de líneas horizontales que el vídeo escalará en una televisión de alta definición. La calidad depende de muchos factores, la tasa de bits de grabación, la calidad de las lentes y el sensor, la velocidad de fotogramas de la captura de vídeo y otras variables. El rendimiento del vídeo es difícil de medir, hemos visto grandes grabaciones de vídeo en alta definición realizados por cámaras de bolsillo o por cámaras réflex digitales.

ISO. La mayoría de las cámaras sencillas, de las que solamente es necesario apuntar y disparar, tienen una sorprendentemente alta sensibilidad ISO, hasta de 6400 o incluso 12800, pero sus sensores más pequeños añaden “ruido” a partir de ISO 400. Una réflex digital maneja los rangos más altos de ISO mucho mejor. Si los disparos con poca luz y acción rápida son importantes para tí, una cámara réflex digital con unos ajustes ISO adecuados es la mejor opción. Pero si estás buscando una cámara para disparar rápidamente, considera la posibilidad de comprar una con modo de poca luz que haga algo más que simplemente echar mano de ISO.

Especificaciones que siempre importan

Botones físicos para control manual. Si quieres tomarte en serio la fotografía, no compres una cámara réflex digital de inmediato. Ahorra dinero y aprende los conceptos básicos comprando una cámara compacta con controles manuales para apertura, disparo y enfoque. Utilizando los botones y controles de una pequeña cámara al principio te facilitará el manejo de los controles de una cámara más completa.

Rápido tiempo de arranque y modo ráfaga. El retardo de la obturación no es un gran problema ahora, pero las cámaras más recientes pueden hacerte que pierdas un disparo. Así que busca una cámara que se encienda y te permita disparar en poco más de un segundo y medio. También merece la pena contar con un modo de dispar ráfaga o continuo. Incluso si no fotografías deportes, la capacidad de disparar el obturador continuamente puede ayudarte a captar a una mascota hiperactiva, un niño inquieto o cualquier otro objeto más rápido de lo normal. Busca un módo de ráfaga de 3 fotogramas por segundo o más.

Televisores de alta definición

-----------------------------------------

Los fabricantes de televisores aman las especificaciones que suenan muy impresionantes, pero deberías concentrarte en seleccionar simplemente el tamaño más adecuado para tu casa.

Especificaciones que no importan

Ratio de contraste. Supuestamente esta especificación mide la diferencia entre los negros más oscuros y sus blancos más brillantes. Pero debido a que los fabricantes informan de los ratios de contraste sin utilizar unas guías de pruebas estandarizadas, los números no son un indicador fiable de la calidad de la imagen.

Tiempo de respuesta. En teoría sirve para mostrar si una television tiene “manchas” o “confusión”, los tiempos de respuesta miden el tiempo que tarda un píxel en una pantalla LCD en pasar de un color a otro. No siempre está claro qué medición da a conocer un fabricante de televisiones, pues las transiciones de negro a blanco y a negro otra vez tardan dos veces más que de gris a gris. En cualquier caso, actualmente, los tiempos de respuesta suelen ser adecuados.

Especificaciones que algunas veces importan

Frecuencia de actualización. La diferencia en calidad de imagen entre una televisión de alta definición LCD a 60 Hz y una a 120 Hz es tremenda, aunque más allá de 120 Hz, la tasa de refresco no es tan importante. Hemos visto modelos a 120 Hz que superan a otros de 240 Hz en nuestras pruebas de movimiento, porque los algoritmos de interpolación de fotogramas pueden crear artefactos “temblorosos”.

Especificaciones que siempre importan

El tamaño más apropiado. Una tele grande es agradable, pero si no tienes mucho espacio entre la tele y tu sillón, puedes acabar, cuando menos, con dolor de cabeza. Y con una gran pantalla y poco espacio entre medias, puede que hasta distingas las líneas de la imagen.

Impresoras

-----------------

Busca una máquina con modo de página doble automático y con gran capacidad para papel. Una impresora que carezca de estas dos características puede hacerte perder mucho tiempo.

Especificaciones que no importan

Velocidad del motor. Los fabricantes de impresoras suelen calcular e informar sobre la velocidad de sus motores utilizando métodos que no reflejan un uso real. Por ejemplo, puede ser que utilicen un modo “borrador” para sus pruebas de velocidad. Un indicador más realista es el estándar ISO/IEC 24734 “Laser Quality Print Speed”, que imprime en modo “por defecto” e incluye el tiempo de salida de la primera página.

Especificaciones que algunas veces importan

Ciclo de trabajo mensual. Esta cifra indica lo resistente que es la impresora, así que es una métrica muy importante para las empresas. Aún así, el volumen de impresión que puedes esperar que haga en realidad será una pequeña fracción, entre el 10 y el 25 por ciento del número de ciclo de trabajo que publique el fabricante.

Resolución de la impresión. Las especificaciones etiquetadas como “optimizadas”, “interpoladas” o “hasta” son resoluciones manipuladas. Si te encuentras con una impresora que realmente ofrezca 1.200 x 1.200 puntos por pulgada, te darás cuenta de que imprimirá imágenes mucho más definidas, así como textos más nítidos.

Resolución de escaneado. Busca la “resolución óptica” como la verdadera medida. 300 puntos por pulgada suelen ser suficientes. Si escoges más resolución, eso se traducirá en escaneos más lentos, archivos enormes e imágenes que no tienen por qué ser necesariamente más nítidas.

Especificaciones que siempre importan

Doble cara automática. Una impresora que pueda imprimir en ambos caras de la página ahorra papel. Hacerlo a mano es un engorro para la mayoría de la gente. Además, suele ser complicado seguir las indicaciones para realizarlo que nos dará la máquina.

Rendimiento de la página. Todos los cartuchos tienen una especificación que establece el número de páginas que pueden imprimir antes de que se sequen. Los estándares ISO/IEC han ayudado a que los rendimientos de la mayoría de los cartuchos sean directamente comparables.

Tamaño de los cartuchos de arranque. Algunas impresoras de gama baja o LED suelen comercializarse con cartuchos de tóner de “arranque” que ofrecen un menor rendimiento de páginas. Funcionarán más rápidos que un cartucho estándar, obligándote a comprar un sustituto antes de lo que sería deseable.

En nuestro Laboratorio, a veces tenemos conversaciones de este tipo:

---------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Qué estás haciendo?

Estoy analizando un producto (pon el nombre del aparato que quieras) para PC World.

Oh, quiero comprar un nuevo (el aparato que quieras). ¿Cuál debería comprar?

Y, llegados a ese punto, nunca podemos ofrecer una respuesta sencilla. Las necesidades y presupuestos de cada persona son distintos. Además, los nuevos dispositivos siempre son más atractivos que los anteriores y dejan obsoletos a los que tienen unos pocos meses que, por otro lado, son mucho más asequibles.

En cualquier caso, en cada categoría de producto encontrarás especificaciones que realmente no quieren decir gran cosa a la mayoría de la gente. Y otras tantas nunca consiguen suficiente atención aunque realmente la merezcan.

Así que antes de que dilapides tu capital, escucha nuestros consejos. Te ofrecemos algunas especificaciones que puedes ignorar libremente, pero también las que debes tener en cuenta en determinados contextos, así como aquellas que no debes dejar pasar por alto.