La firma ha presentado un dron de vigilancia capaz de llevar a cabo sus tareas autónomamente en espacios interiores gracias a un software de desarrollo propio. Este es un servicio que ofrece Prosegur en exclusiva en España y que cuenta con un desarrollo tecnológico propio.

Para conseguir un dron de interiores, que no dependa del GPS como en el exterior, ha habido que superar la barrera tecnológica que suponía la navegación autónoma en el interior de edificios. El dron funciona guiado por un algoritmo de posicionamiento, basado en sensores de altura y en un escáner láser. En cada momento, el dron realiza un reconocimiento del entorno y es capaz de detectar obstáculos y superarlos. Además, cuenta con cámaras de grabación tradicional y térmica o infrarroja, capaces de detectar cuerpos en función de su temperatura que, de otra forma, serían invisibles para el ojo humano.

El software que ha permitido el desarrollo es una colaboración con una startup gallega ubicada dentro del Centro de Investigación en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la Universidad de A Coruña. Se trata de un software exclusivo, fruto del compromiso de Prosegur por la investigación, desarrollo e innovación, y que ya ha tenido su primer reconocimiento con el Premio a la Innovación Cluster TIC Galicia 2015.

Este dron nace dentro proyecto Drone Service y se integran en las soluciones tecnológicas ya disponibles en los Centros de Control de Prosegur.