El problema es que los archivos maliciosos de configuración tienen el mismo aspecto que uno oficiales, así como que simulan haber sido firmados y validados como auténticos. Tal y como desvelan desde Cryptopath.

Utilizar un perfil malicioso puede generar que se inhabiliten servicios básicos del terminal basados en Internet y la conectividad Wi-Fi (entre otras cosas). Para la eliminación de uno de estor perfiles es necesario realizar un hard reset del iPhone, dado que estos perfiles maliciosos no se pueden borrar de manera manual e individual.

Por ello, es recomendable que sólo instales este tipo de perfiles si tienes la absoluta certeza de que se el mismo no ha sido manipulado y confías plenamente en el servicio que te lo ofrece.