Según han comunicado desde Olympus, el malware detectado se encuentra en la tarjeta incluida en los packs de sus cámaras Stylus Tough 6010, y no propiamente en el firmware del dispositivo. Si el usuario conecta la cámara en estas condiciones a un PC, ésta infectará el equipo a través de la función de autoarranque. El proceso es similar al de otros dispositivos infectados por malware en su memoria interna, como ya ocurrió con el Samsung Wave el año pasado.

La compañía ha pedido disculpas a los usuarios y ha apuntado que este malware sólo afecta a alrededor de 1.700 unidades de la serie Stylus Tough 6010. Los usuarios que deseen comprobar si su cámara es una de las afectadas, pueden hacerlo accediendo a la página Web habilitada por Olympus y rellenar un formulario con el número de serie de su cámara Stylus Tough 6010.

Asimismo, desde el fabricante recomiendan a los usuarios “desactivar la función de autoarranque” de sus ordenadores, así como “analizar cualquier dispositivo en busca de malware antes de conectarlo en el ordenador”. Fuentes de la compañía han asegurado que seguirán trabajando para mejorar sus procedimientos de control en el futuro.