No todos los habitantes del planeta tienen una cuenta abierta en algún servicio de Microsoft y puede que, por eso, la compañía haya eliminado la necesidad de ello para poder acceder a mensajes cifrados en Office 365.

A partir de ahora, los destinatarios que no tengan ninguna cuenta de Microsoft o que no estén registrados en ella aunque la tengan, también podrán acceder a mensajes cifrados mediante una clave de acceso que la propia Microsoft les enviará vía email. Después tienen 15 minutos para utilizarla para ver sus mensajes encriptados.

Además, podrá responderlo o reenviarlo y también estos mensajes serán cifrados, como ha confirmado el responsable técnico de Office 365, Shobhit Sahay, en el blog de Office.

En febrero pasado, Office 365 Message Encryption sustituyó a Exchange Hosted Encryption, y desde entonces se ha empleado para proteger el contenido de más de un millón de emails, según el propio Sahay.

El servicio se incluye sin cargo en las ediciones E3 y E4 de Office 365 y también con  la versión individual de Azure Rights Management.