Privacy Index es el nombre del análisis que realiza la multinacional EMC al respecto de la privacidad de los usuarios de Internet. Con él, la compañía evalúa las actitudes de los usuarios en Internet y explora a su vez la disposición de los internautas a renunciar a los beneficios y las comodidades de un mundo conectado para asegurar su vida privada.

Como conclusión del mismo, se ofrece una serie de recomendaciones y consejos indispensables para que el usuario salvaguarde su privacidad. Entre ellas, destaca limitar la cantidad de información personal que se comparte en las redes sociales.

También se aconseja no utilizar dispositivos o redes Wi-Fi laborables para asuntos personales, apagar o desconectar el servicio de localización geográfica para la mayoría de aplicaciones móviles que no la requieran, cerrar siempre la sesión de aplicaciones móviles en línea cuando se termine con ellas, no confiar en las redes Wi-Fi abiertas que se encuentran en aeropuertos, bibliotecas, universidades, cafeterías, investigar previamente antes de conectarse a ellas, y evitar este tipo de conexión para realizar intercambios de información privada.

Por último, la compañía recomienda utilizar la autenticación de múltiples factores para el correo electrónico personal y otras cuentas online que las ofrezcan, mantener los dispositivos móviles con las últimas actualizaciones de software y seguridad y asegurarse de entender y hacer los ajustes apropiados de la configuración de privacidad de los servicios de Internet, aplicaciones móviles y dispositivos que se utilicen.