La nueva generación se ha centrado en optimizar la tecnología del hardware, comenzando por sus gafas, mucho más ergonómicas. El nuevo modelo que se incluye con el kit 3DVision 2 continúa funcionando bajo la tecnología inalámbrica Wireless, pero ahora resultan mucho más confortables pensando en los usuarios que pasan un gran número de horas con ellas puestas. Como ha sucedido a lo largo de los últimos meses con los fabricantes de pantallas de televisores 3D, la evolución de las gafas ha permitido que ahora sean mucho más ergonómicas y cómodas de llevar. Como se ha podido ver a lo largo de la feria GeForce LAN 6, las lentes integradas en las gafas son un 20 por ciento más grandes y disponen de un bloqueador de luz externa, cuyo principal objetivo es poder reducir los reflejos que en ocasiones resultan molestos para el usuario al colarse entre la cara y las propias gafas.

Las imágenes 3D ahora tienen un brillo mucho más significativo que antes, en comparación con el hardware 3DVision de la primera generación. Y es que el nuevo kit Nvidia 3DVision 2 Wireless Glasses también cuenta con mayor iluminación de imágenes y escenas para ofrecer una viveza superior de los colores.

www.nvidia.com